Puerto de la Cruz

Loro Parque inaugura con éxito un jardín sumergido único en el mundo

El nuevo espacio está inspirado en las majestuosas cordilleras de las montañas asiáticas y se localiza en la exposición de 'AquaViva'

Distintas autoridades asistieron a la inauguración del 'Jardín Zen', el nuevo espacio de Loro Parque. DA
Distintas autoridades asistieron a la inauguración del ‘Jardín Zen’, el nuevo espacio de Loro Parque. DA

Loro Parque inauguró ayer una nueva exhibición nunca antes vista. Se trata de un acuario paisajístico sin precedentes, al ser el primero de su tipo que se construye en el mundo. Denominado ‘Jardín Zen’, está inspirado en los jarines japoneses y en las majestuosas cordilleras de las montañas asiáticas y se localiza en la exposición de ‘AquaViva’, hogar de las medusas.

jardin zen 2 jardin zen 3 jardin zen p466826afot1
<
>

Más de 200 personas, entre autoridades políticas y civiles y representantes del tejido empresarial, disfrutaron del nuevo espacio sumergido que maravilló a todos los presentes, que valoraron el gran trabajo realizado en la instalación. Entre ellas, el cónsul de Japón en Las Palmas de Gran Canaria, Takeshi Nakajima, el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso; el alcalde de la ciudad, Lope Afonso; y el viceconsejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Cristóbal de la Rosa.

Este espacio único ha sido diseñado por Yago Alonso, alumno aventajado de Takashi Amano, el famoso acuarista y fotógrafo paisajista de reconocido prestigio internacional que inventó este tipo de paisajes sumergidos utilizando técnicas de jardinería en el interior de los acuarios. Algunas características que lo hacen especial son la utilización de agua dulce en la instalación, y la presencia de especies de animales y plantas en su interior, poco común y sin embargo, fascinante. Peces exóticos, caracoles y pequeñas gambas conviven en este espacio en el que el principal protagonista es el equilibrio entre flora y fauna.

La armonía y la estabilidad del ‘Jardín Zen’ es tal, que él mismo se autoabastece, se mantiene y perdura sin necesidad de que la mano humana intervenga una vez diseñado el espacio. Este factor se considera una meta clave dentro del arte del ‘aquascaping’, técnica utilizada en su creación.