La Orotava

La Villa, sello internacional de municipio turístico sostenible

Es el primero de Canarias en recibir este reconocimiento que defiende un modelo urbano tranquilo, donde disfrutar de un modo sosegado en un entorno natural y patrimonial único

Bajo el lema ‘Descubre experiencias únicas’, el municipio oferta paisajes, espacios protegidos, patrimonio arquitectónico, playas y cultura. DA

La Orotava ha sido reconocida recientemente con un sello turístico de calidad internacional, convirtiéndose en el primero de Canarias que obtiene esta distinción. Recientemente, junto al municipio alpujarreño de Bubión, recibió el diploma que lo incluye en la prestigiosa Red Internacional Cittaslow, en una asamblea celebrada días atrás en Mirande, Francia.

Así, estas dos localidades pasan a formar parte de los 10 municipios españoles que cuentan con este prestigioso certificado que aboga por un turismo sostenible y se caracteriza por un modo de vida en el que se aminora la velocidad para acercarse al “concepto del buen vivir”.

Pertenecer a esta red significa que la ciudad defiende un modelo urbano tranquilo, donde disfrutar de múltiples experiencias de un modo sosegado, en un entorno natural y patrimonial único en el mundo; que aboga por valores como la sostenibilidad y la protección de su entorno.

Este diploma certifica la identidad de La Orotava y le aporta un sello de calidad. El municipio, con una marcada historia y un singular patrimonio artístico, cultural, etnográfico y natural, continúa trabajando para convertirse en una Villa Turística Sostenible, en la que prime la conservación de sus tradiciones socioculturales y arraigadas costumbres, que durante todo el año se comparten con aquellos turistas que la visitan. Además, esta localidad norteña presenta elementos diferenciadores, como reunir numerosos y atractivos espacios emblemáticos desde la cota cero hasta el pico más alto de España a 3.718 metros.

Respeto al entorno

El alcalde, Francisco Linares, subraya que la Villa aboga por el respeto con el entorno, mantener la integridad ambiental, el bienestar de los recursos naturales y culturales, y favorecer la convivencia entre residentes y visitantes. “No se quiere masificar ni contar con un alto número de camas, ni generar grandes infraestructuras que generen un impacto negativo, sino todo lo contrario. La Orotava será, de seguro, un referente del turismo sostenible. Se quiere un turismo de tranquilidad y que disfrute de la variopinta oferta que tiene y que es única en España por sus singularidades. Queremos ser una ciudad del siglo XXI con el típico sabor a pueblo”, apostilla.

El municipio oferta naturaleza, senderismo, paisajes y espacios protegidos, patrimonio arquitectónico y artístico, etnografía, gastronomía, playas y cultura, por lo que se promociona bajo el lema ‘Descubre experiencias Únicas’.

Para la concejal de Turismo y Museos, Delia Escobar, cuya área ha sido la responsable de promover esta iniciativa, “es un honor” poder formar parte de esta prestigiosa Red de Turismo Internacional de Ciudades por la Calidad de Vida Cittaslow. Por ello, el Gobierno local continuará apostando por los valores tradicionales de la Villa y por un turismo sostenible en todo el conjunto de La Orotava, desde las playas hasta el Teide.

El presidente de la Asociación de Municipios por la Calidad de Vida, Joan Loureiro, afirma que en un mundo cada vez más globalizado, donde las ciudades parecen copia las unas de las otras, la red internacional Cittaslow apuesta por la singularidad y el vivir de las cosas sencillas, características de Bubión y La Orotava, y celebra la aceptación de ambas candidaturas.

Ciudades ‘slow’

Frente al estrés, las prisas, las aglomeraciones, las colas, el ruido y el asfalto aparecen las ciudades slow (en inglés, lento). Aminoran su velocidad para convertirse en espacios donde se compatibiliza la calidad de vida y el amor por las tradiciones, la propia identidad y la historia con las comodidades y la modernidad, pensando en las próximas generaciones.

En la actualidad, el movimiento está presente en 236 ciudades de 30 países de todo el mundo, desde Alemania, Francia, Noruega o Holanda, hasta Australia, Turquía, China, Corea del Sur o Estados Unidos.

La red Cittaslow del Estado español, se empezó a gestar el 2003 por iniciativa de Palafrugell. Desde el primer momento, Palafrugell, Pals y Begur empezaron a trabajar para adherirse al movimiento junto con municipios que también se interesaron por esta filosofía de vida.

Finalmente, en 2008, los municipios de Mungia, Lekeitio, Rubielos de Mora, Begur y Pals se certificaron oficialmente como municipios slow, creándose así la Asociación Cittaslow-Red de Municipios por la Calidad de Vida del Estado español. Aparte de los mencionados, se han incorporado también en la red los municipios de Begues, Morella y Balmaseda. Finalmente, durante este mes de junio, se han añadido Bubión, municipio de la Alpujarra Granadina, y La Orotava en Tenerife.