Güímar

Lo más personal de Luisa Castro: “¿Soltera? Estoy casada con Güímar las 24 horas y tengo muchos hijos que cuidar”

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que Carmen Luisa Castro, a la sazón, alcaldesa de Güímar, se pone el mundo por montera. Le gustaría que su epitafio pusiera: “Aquí murió Carmen Luisa Castro, la alcaldesa de Sálvame”

CARMEN LUISA CASTRO GÜÍMAR PERRITA LOLA
Carmen Luisa Castro, la alcaldesa de Güímar, junto a su perra Lola; también tiene en su casa un loro y una gata. DA

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que Carmen Luisa Castro, a la sazón, alcaldesa de Güímar, se pone el mundo por montera. Desde luego, es la mandataria tinerfeña, incluso de todo el Archipiélago, más mediática, ya sea por su facilidad para lanzar propuestas a diestro y siniestro, muchas de ellas peregrinas, por desempolvar proyectos olvidados (quiere rescatar la vieja idea de hacer un túnel que una los valles de Güímar y de La Orotava) o por tener querencia al mundo del famoseo y del corazón (es amiga del programa televisivo Sálvame, algunos de cuyos integrantes han sido hasta pregoneros de las fiestas locales ). Sobre esta última cuestión, es tal su identificación con este popular espacio de Mediaset, que no ha dudado en afirmar (vean la entrevista de hoy en las páginas de Local) que le gustaría que su epitafio pusiera: “Aquí murió Carmen Luisa Castro, la alcaldesa de Sálvame”. Y ahora, Luisi, como la conocen por el lugar, tiene miras más altas en la política insular: quiere ser candidata del PP nada más y nada menos que al Cabildo de Tenerife. Que tiemble Carlos Alonso.

-Usted es hija de agricultores y, sin embargo, apuesta por el turismo.
“Por eso sé lo que cuesta mantener el campo y los problemas del agua. Si fuera autosuficiente, no existirían las subvenciones”.

-Ha sido secretaria y personal de confianza de Tita. ¿Ella aprobaría su gestión?
“Lo único que le dije a Tita para que yo entrara, muy joven, en el Partido Popular, es que cerrara las canteras de áridos, y cumplió. Ahora el destino me ha puesto a mí para la restauración y creo que ella estaría satisfecha de mi labor”.

-¿Por qué Güímar ahora no vota socialista como lo hacía siempre?
“A mí me han tachado de que no soy una persona de derechas, que pego más en otro partido. Hay mucha gente de izquierdas en Güímar que me votó a mí, no al PP. Creo que este PSOE de ahora no es socialista. Yo me podría considerar una política muy de centro”

-¿Por qué sigue soltera?
“Yo me casé con Güímar desde que fui alcaldesa. Estoy liada con este pueblo casi las 24 horas y apenas me he cogido vacaciones”.

-No cree en el matrimonio.
“Sí, claro, pero no me ha llegado mi príncipe azul”.

-¿Y tener hijos?
“Tengo un sobrino como si fuera un hijo. Me llena tanto el trabajo que no pienso en ello”.

-Se le va a pasar el arroz.
“Es verdad, pero ya tengo muchos hijos en Güímar que tengo que cuidar”.

-¿Le da tiempo de hacer la comida y labores de la casa?
“La verdad es que no, pero, gracias a Dios, mi madre y mis tías me ayudan en casa”.

-¿Dónde suele pasar sus vacaciones?
“Cómo no tengo…, en Punta Prieta”.

-Dígame el último libro que leyó.
“Uno de Isabel Allende y ahora uno de una chica que lo presentó en Güímar, La llave del alma, muy al estilo de Paulo Coelho, de autoestima”.

-¿Que le gustaría que se pusiera en su epitafio?
“Aquí murió (sonríe) Carmen Luisa Castro, la alcaldesa de Sálvame”.