Güímar

Podemos pregunta al Cabildo por irregularidades en el Bien de Interés Cultural Camino de El Socorro en Güímar

La consejera Paqui Rivero califica de “esperpento” y grave irresponsabilidad la actuación de la alcaldesa de Güímar en este BIC.

 

La alcaldesa , además de ordenar la construcción del muro, a invitado a los vecinos a colaborar poniendo azulejos con el donativo de 5 euros /DA

Paqui Rivero, consejera de Podemos en el Cabildo Insular, preguntará a Josefa Mesa, consejera de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife, por las actuaciones irregulares llevadas a cabo en el Bien de Interés Cultural Camino del Socorro. Rivero recuerda que, tras 21 años desde la incoación del primer expediente para la declaración del Camino del Socorro (Güímar) como BIC, el 31 de mayo de 2011 se publicaba en el BOC la declaración del Camino del Socorro como Bien de Interés Cultural con categoría de Sitio Histórico. El ámbito de protección está constituido por un camino de gran valor histórico y etnográfico, que parte desde el casco urbano de Güímar para finalizar en la costa del caserío de El Socorro. Este Camino se sitúa sobre una antigua vía de trashumancia usada por la población indígena y está asociado a una festividad religiosa del Valle tan arraigada en la comunidad, como es la Romería de la Bajada del Socorro.

La delimitación está configurada por una banda de terreno a ambos lados del camino, generada por sendas líneas paralelas situadas a 25 metros a cada costado de su eje, en todo su recorrido entre la calle Calvario y el caserío de El Socorro. La necesidad de proteger el entorno físico del Camino radica en que constituye su soporte material desde hace siglos, sin el cual no podrían entenderse ni explicarse muchos de los valores históricos y etnográficos asociados a esta festividad popular. Las actividades humanas y los procesos urbanísticos, que de forma creciente se vienen desarrollando en el ámbito cercano -en especial, la expansión del Polígono Industrial de Güímar- han supuesto una amenaza directa para este Camino, que estuvo a punto de desaparecer por el avance del polígono industrial.

La Consejera de la formación morada informa que recientemente una actuación promovida desde la alcaldía del Ayuntamiento de Güímar afectó a los valores de este BIC, al haber hormigonado un murete original de piedra, sin que exista constancia de que se haya solicitado la preceptiva autorización del Cabildo. En palabras de la consejera del Cabildo por el grupo Podemos, Paqui Rivero, “la alcaldesa Luisa Castro, que no deja de sorprendernos con sus iniciativas, ha propuesto además a la ciudadanía del municipio que compren azulejos con nombres de familiares que hayan fallecido para pegarlos en ese muro del Camino y que sean bendecidos al paso de la Virgen en la peregrinación que se celebrará el próximo mes de noviembre. Y por si esto fuera poco, planteó en el Pleno municipal, sin el más mínimo rubor, que ella nunca ha pedido permiso para hacer obras en el BIC del camino del Socorro”. Por ello, Rivero califica de “esperpento y grave irresponsabilidad la actuación de la Alcaldesa de Güímar respecto al BIC Camino de El Socorro”.

Por casos como éste, entre otros tantos, el grupo Podemos manifiesta su gran inquietud por los atentados a nuestro patrimonio en los distintos municipios y, en particular, por todo aquello que suponga su destrucción e inobservancia de lo prescrito en la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias, tal como viene ocurriendo en los últimos tiempos de la mano de Coalición Canaria y, más crudamente si cabe, por parte de cargos públicos del Partido Popular en el municipio capitalino o en el Puerto de la Cruz, donde su alcalde tampoco ha actuado conforme a la legalidad para la instalación de una estatua de la Virgen en el BIC del entorno de la Casa de la Aduana.

“Nos escandaliza, además, la utilización que se está haciendo de símbolos de la religiosidad popular con fines partidistas espúreos por parte de cargos públicos de distinto signo político”, apunta la consejera de Podemos. Y añade que trasladarán esta inquietud a la institución insular, preguntando qué información tiene el Cabildo sobre esta actuación en el Camino del Socorro y si el consistorio güimarero ha solicitado el permiso necesario para una intervención de este tipo, tan irrespetuosa con el carácter genuino de este bien de interés cultural.