Granadilla de Abona

Jacobo Pérez (CC): “Granadilla ha multiplicado por tres la recaudación por el ICIO”

El concejal de Hacienda reconoce que “se han ido tres técnicos y hay escasez de personal” pero desmiente la parálisis urbanística

“En dos años que llevamos en el gobierno, Granadilla de Abona ha multiplicado por tres la recaudación del ICIO ( impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras) y las licencias se han multiplicado por dos”, comentó ayer Jacobo Pérez, concejal de Hacienda y Desarrollo Económico de Granadilla de Abona.

El concejal responde así a las manifestaciones de Jennifer Miranda, portavoz municipal del PSOE, que además también comparte la patronal Fepeco, de que “la parálisis de la Oficina Técnica de Urbanismo” está perjudicando la recaudación municipal y motivando que “muchas empresas se vayan a otros municipios”. Para Jacobo Pérez “eso es incierto”, poniendo como ejemplo que “hemos desbloqueado, por ejemplo la urbanización Trinchera 3, después de 16 años”, incidiendo que las criticas de los socialistas no se sostienen porque “pretenden que en dos años hagamos lo que ellos no han sido capaces de hacer en 21 de gobierno”.

Para Pérez, las manifestaciones de la candidata socialista a la Alcaldía se deben a que “tiene que vender algo después de que 17 compañeros suyos tuvieran que dimitir para que fuera la candidata”, admitiendo, eso sí, que “se han ido tres técnicos que llevaban diez años esperando por una excedencia para irse a otros municipios, donde les pagan mil euros más, a pesar de que hemos tenido que pagar al personal una un millón de euros por una sentencia sobre derechos no reconocidos, algo que vamos a corregir en la RPT que llevaremos al último pleno de este mes”, afirmó.

También reconoció que la escasez de personal en el consistorio no solo se da en Urbanismo, sino en todas las áreas.
Lamentó igualmente las quejas de los empresarios, sobre todo los que quieren construir en El Médano, aunque afirmó que “uno ya ha iniciado tres obras y tiene otras dos en trámite”.

Sobre la polémica suscitada a raíz de la adaptación de un piso para un joven discapacitado y su esposa en San Isidro con un presupuesto de 8.000 euros en lugar de 5.000 que presentó la familia, Jacobo Pérez fue contundente: “A todo aquel que ha dicho que he metido la mano o me he llevado tres mil euros tendrá que retractarse o responderá en un Juzgado”, añadiendo que “no se trata de un asunto político, sino personal, y me pagaré un abogado de mi bolsillo para demostrar que todo se hizo correctamente, a través de una empresa que asumía el coste y del que dispongo del certificado”. “Aquellos que tienen 88 imputaciones judiciales me critican por ayudar a una familia”, comprometiéndose a buscar otra empresa para terminar la adaptación del piso inacabado en septiembre.