TENERIFE

“No hay datos objetivos que nos lleven a pensar que estamos venciendo al cambio climático”

El vicepresidente y consejero insular del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, analiza los principales retos que afronta la Isla en materia de medio ambiente y sostenibilidad

JOSÉ ANTONIO VALBUENA
José Antonio Valbuena, vicepresidente y consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad del Cabildo de Tenerife . / DA

El vicepresidente y consejero insular del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, analiza los principales retos que afronta la Isla en materia de medio ambiente y sostenibilidad, con especial atención a la agenda de Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por la ONU para 2030.

-Hace poco estuvo en Madrid representando al Cabildo de Tenerife en el XIV Congreso Nacional de Medio Ambiente. ¿Qué le aportó esta experiencia?

“Fue un encuentro enriquecedor, tanto para mí, como consejero del área insular de Medio Ambiente, como para los técnicos del departamento que me acompañaron, ya que pudimos poner en común y compartir ideas y conocimientos con los mejores profesionales del sector en España. Este tipo de eventos son necesarios para conocer la situación actual del país en relación a temáticas medioambientales como el cambio climático o los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos para 2030, que nos afectan a todos y que requieren actuaciones a nivel local, nacional e internacional”.

-¿En qué punto nos encontramos actualmente para luchar contra el cambio climático?

“Lo cierto es que las previsiones actuales de los expertos no son demasiado optimistas, ya que no hay datos objetivos que nos lleven a pensar que estemos venciendo al cambio climático. El daño que se ha hecho al planeta es demasiado elevado y mucho me temo que estamos ante una de las últimas oportunidades de garantizar su supervivencia. Los datos actuales a escala global están por encima de los peores escenarios previstos por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático. Si continuamos con la tendencia de los últimos años, podrían haber nacido ya generaciones que serán testigos de la desaparición de la vida en el planeta”.

-¿Qué medidas se están poniendo en marcha desde el Cabildo de Tenerife para combatir esta problemática?

“Hemos implantado varias medidas como el Pacto de los Alcaldes, con el que queremos disminuir las emisiones de las instalaciones públicas en un 40% de aquí al 2030. A corto plazo, trabajaremos para cubrir el 40% del consumo energético de la Isla a través de energías renovables y habilitar 400 puntos de recarga rápida en toda la isla para potenciar el uso del vehículo eléctrico. En cuanto al uso del suelo, hemos puesto en marcha proyectos ambiciosos como el Plan de Tratamiento de Monteverde, el Plan Insular de Biodiversidad o el Plan de Tratamiento Forestal, con los que pretendemos recuperar territorios que no tienen suficiente densidad de vegetación para poder incrementar su capacidad de absorción de dióxido de carbono”.

-¿Existen datos sobre el grado de responsabilidad que tiene España en el fenómeno del cambio climático?

“España representa actualmente el 3,38% del problema mundial del cambio climático y Tenerife el 0,018%. Gran parte del problema radica en las grandes potencias industriales, especialmente las del continente asiático, las cuales concentran grandes concentraciones de gases de efecto invernadero que llegan a la atmósfera”.

-¿Cuáles son las principales causas que nos han llevado a esta situación?

“Esto se debe, principalmente, a la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, que en los últimos sesenta años ha pasado de 320 a 415 partículas por millón. Esta circunstancia ha provocado el incremento continuado de las temperaturas y del nivel del mar, la aparición de enfermedades en lugares donde antes no se registraban o la desaparición de unas 150 especies diarias en el planeta, entre otras consecuencias. Somos conscientes de que el cambio climático es un problema global que hay que atacar desde acciones locales. No podremos revertir esta situación si no se endurecen las leyes ambientales. Hay que reforzar la protección de nuestro entorno con acciones como la prohibición inmediata de plásticos de un solo uso, la liberación real de la penetración de energías renovables y la penalización de los sectores que sustentan sus economías en emisiones de gases, entre otras medidas urgentes”.