BALONCESTO BASE

El Club de la Piruleta sale a competir

El equipo entrenado por María Sosa participará como invitado en las concentraciones benjamín y prebenjamín que celebra la Federación Insular de Baloncesto de Tenerife cada 15 días

El conjunto está formado con niños y niñas con síndrome de DOWN así como con algunos hermanos y primos, siendo el pionero en Canarias en esta categoría. Fran Pallero
El conjunto está formado con niños y niñas con síndrome de DOWN así como con algunos hermanos y primos, siendo el pionero en Canarias en esta categoría. Fran Pallero

El Club de la Piruleta derribará otra barrera. El primer equipo inclusivo de baloncesto de Canarias tomará parte en las concentraciones que celebra quincenalmente la Federación Insular de Baloncesto de Tenerife (FIBT) en las categorías benjamín y prebenjamín después de haber disputado dos encuentros amistosos para comprobar que están listo para competir.

La idea de formar este grupo de niños y niñas con síndrome de Down junto a algunos de sus familiares surgió de la entrenadora tinerfeña María Sosa. Su intención era la de lograr reunir un equipo que disputara encuentros contra otros conjuntos de la Isla. Tras jugar varios amistosos, en el colegio La Salle San Ildefonso y el Echeyde Santa Cruz, Sosa lo tuvo claro: “Estamos preparados para competir”. Y dicho y hecho. La actual entrenador del United La Salle Basketball de Autonómica femenina se puso manos a la obra, recibiendo el ofrecimiento de poder jugar en las concentraciones de benjamín y prebenjamín.

“La idea nos gustó desde el primer momento”, reconoce Rafael González, presidente de la FIBT, que acogió la posibilidad con total normalidad: “Jugarán como equipo invitado porque se están incorporando ahora y queremos que vayan cogiendo poco a poco el ritmo de juego del baloncesto federado. En el futuro veremos sin son capaces de seguir compitiendo y se dan de alta desde el inicio de la temporada. Nosotros estamos encantados con la noticia”.

González reitera que es “muy necesario” que nadie vea como “algo extraordinario” la situación, abriendo las puertas a futuras colaboraciones de este tipo: “Ya ayudamos en lo que podemos a diferentes iniciativas y creo que tenemos sensibilidad para todas estas propuestas, como no podía ser de otra manera”.

Campeones

El primer encuentro celebrado por el Club de la Piruleta ante un equipo de Primaria del colegio La Salle estuvo a punto de caer del lado del cuadro inclusivo. Su segunda prueba era el Torneo de Navidad Colegio Echeyde en su modalidad de baloncesto inclusivo. Allí contaron con la participación de jugadores y jugadoras del colegio Nuryana, con Luis Afonso, entrenador de los últimos y persona siempre dispuesta a colaborar en el baloncesto de cantera, formando tándem con María Sosa. El resultado no pudo ser mejor. El Club de la Piruleta se llevó al victoria final, algo que, definitivamente, demostró que estaba listo para enfrentarse a otros equipos insulares.

“Pueden competir, quizás con chicos más pequeños que algunos de los que componen el equipo, pero pueden”, indica Sosa que, tras estas dos primeras experiencias y tras años volcada con estos pequeños, lo tiene claro: “Solo puedo decir que es mucho más divertido que cualquier otro encuentro que haya dirigido antes”.