baloncesto

El Iberostar Tenerife, con la alarma encendida

El equipo de Txus Vidorreta visita la pista de un rival con el que cayó en la primera vuelta de la competición y que llega a la cita con muchas novedades, como Fotis Lampropoulos
Iberostar Tenerife. | FOTO: BCL

Dos victorias capitales, 36 horas de viajes y apenas un par de entrenamientos para preparar el compromiso es lo que acumula el Iberostar Tenerife antes del duelo de hoy frente al Movistar Estudiantes. Va sobre aviso el conjunto de Txus Vidorreta después de que los madrileños fueran capaces de vulnerar el Santiago Martín en el compromiso de la primera vuelta.

“Son un equipo muy cambiado”, advertía en su comparecencia previa Txus Vidorreta. Ciertamente el Estudiantes es un cuadro diferente al que ganó en La Laguna. Conserva todo lo bueno que lució aquel día y le ha sumado experiencia y calidad con la llegada de Alessandro Gentile y Shayne Whittington y, últimamente, la de Fotis Lampropoulos. El ex jugador canarista se sumó al grupo estudiantil esta misma semana con un contrato de un mes para apuntalar un juego interior donde Nick Caner-Medley es la referencia y Víctor Arteaga la eterna promesa.

Luego, ya con su nombre escrito en letras mayúsculas, está Darío Brizuela. El jugador, un auténtico producto de los del Ramiro, ha explotado este año como anotador con los 15,5 puntos que promedia por partido que le convierten en el mejor de la competición ACB. Otro líder en clasificaciones estadísticas es Caner-Medley, el hombre que más rebotes atrapa en la Liga (8,38) mientras que el veterano base Omar Cook es el segundo que más pases de canasta reparte (6) por detrás de Nico Laprovittola y también el segundo que más recupera (1,53) por detrás del azulgrana Adam Hanga.

Enfrente estará, como siempre, un Iberostar Tenerife que no se encomienda al talento individual más allá del gran momento de juego y números de Javier Beirán. El madrileño, ex jugador del Estudiantes, vuelve a casa como líder espiritual de un conjunto que recupera al tirador Lucca Staiger, pero no podrá contar con Nico Richotti.

La defensa sobre esos hombres clave de los locales y la lucha por equilibrar la batalla reboteadora ante un rival que hace mucho daño en las segundas opciones serán elementos clave para un Iberostar Tenerife que quiere pasar al siguiente nivel. Los aurinegros andan sólidos en defensa, son el segundo equipo que menos puntos conceden (75,24) y líderes en asistencias (18,41) y porcentaje de tiros de dos (57,93). Los locales son los que más balones pierden (11,06) en toda la liga.

TE PUEDE INTERESAR