baloncesto

El Iberostar Tenerife pierde ante el Estudiantes en la prórroga (98-96)

Los locales logran remontar después de que los aurinegros dominaran la mayor parte del encuentro

El Iberostar Tenerife desaprovechó una gran oportunidad para ganar al Movistar Estudiantes, con el que acabó cediendo, por 98-96, en una prórroga a la que nunca debió de llegar. Los de Txus Vidorreta dominaron la mayor parte del duelo, defendieron con seriedad y anotar con fluidez en muchas fases del mismo, pero, al final, en una mala última manga, le dieron la oportunidad a los estudiantiles de disponer de una bala que los del Ramiro de Maeztu aprovecharon.

Fue un encuentro igualado, en el que el Canarias tuvo varias ocasiones para decidir el mismo después de buenas rachas de anotación pero al que el Estudiantes se agarró con uñas y dientes, teniendo fe hasta el final. Quizás eso fue lo decisivo.
La gran actuación de los habituales suplentes, anotando hasta 35 puntos y dando aire a su equipo, no fue suficiente. El Estudiantes dispuso de hasta 14 segundas oportunidades y supo entregarse a Daría Brizuela en los momentos finales. El vasco tampoco falló.

Igualdad

Movistar Estudiantes empezó anotando con facilidad, especialmente gracias a Whittington, verdadera pesadilla para los visitantes, que, gracias a siete puntos consecutivos, obligó a Txus Vidorreta a pedir un primer tiempo muerto (10-4). Fueron los mejores momentos de los locales, no solo por su capacidad anotadora, sino porque metían en muchos problemas a los visitantes consiguiendo disponer segundas oportunidades gracias a su rebote ofensivo.
La entrada en cancha de Gillet, por un oscuro hasta el momento Abromaitis, dio al Canarias la opción de acercarse en el marcador cuando se llegaba al final de la primera manga (21-19).

El segundo cuarto arrancó con un pequeño intercambio de canasta entre ambos conjuntos. Javier Beirán, una vez más, era el mejor de los suyos y los jugadores de banquillo canarista daban la cara, anotando 15 de los 27 tantos de su equipo (25-27). Era un partido duro, con contacto físico, pero en el que el Iberostar Tenerife mostraba mejores detalles que su oponente.

El gran momento de juego de los insulares propició un fenomenal parcial de 4-22 (25-36) gracias a dos triples de Brussino  con el que los visitantes, cuando aún restaban cuatro minutos para el final del cuarto, amenazaban con dar un hachazo al encuentro que podía ser definitivo. Son esos momentos de los aurinegros en el que parecen imbatibles, incontenibles para casi cualquier equipo que esté enfrente pero, desgraciadamente, esta vez no fue así.
Berrocal, entrenador local, paró el partido, pero los estudiantiles estaban perdidos, sobre todo en ataque. El Iberostar Tenerife comenzaría entonces a administrar la renta que había logrado, llegando al descanso con un 32-40 muy esperanzador porque, sobre todo, los de Madrid no eran capaces de ser regulares en su juego ofensivo, lo que disparaba las opciones de triunfo para un Iberostar Tenerife que, tras jugar un duro partido en Israel, comenzaba a ver más cerca la posibilidad de ganar en el WiZink Center.

El regreso de los vestuarios contempló a un Iberostar Tenerife que era capaz de seguir sumando gracias a un 51% de acierto en tiros de campo (35-46), pero, casi de repente, a los canaristas les comenzó a costar ver el aro de Estudiantes. Tocaría confiar en la sólida defensa aurinegra cuando los locales, aún con cuatro minutos por jugarse, comenzaban a amenazar (43-47), haciendo necesaria la reacción visitante. La misma llegó. Gracias a un parcial de 0-7 (43-54), el Canarias dejaba claro quién mandaba.
Gentile apareció para intentar liderar el intento de remontada de los suyos, algo que se encontró de frente con el juego coral del Iberostar. Los de Vidorreta habían logrado defender una renta de ocho puntos en la mayor parte del compromiso, la misma con la que llegaron al final del tercer cuarto (51-59).

Acaba cediendo

El equipo madrileño sabría esperar su momento. Whittington levantaba al WiZink Center con un triple que, ahora sí, metía a los suyos de lleno en el choque (61-62). El parcial era de 16-5 e iba a servir para que el partido entrara en una fase en la que las diferencias iban a ser muy cortas. Esa situación la aprovechó Caner Medley para, por primera vez en todo el encuentro, poner a los suyos por delante (69-68), hasta que llegó la respuesta de Colton Iverson (69-70).

Faltando solo tres minutos por jugarse, el más mínimo error de cualquiera de los dos equipos podía resultar decisivo. En esas circunstancias se mueve a la perfección Javi Beirán, que fue el primero en anotar (69-72) en un desenlace no apto para corazones débiles. Whittington, cómo no, empató para los del Ramiro de Maeztu (72-72) y Abromaitis, jugando sus mejores minutos, puso por delante a los suyos con otro mate espectacular (72-74). Estudiantes igualó a 74 y McFadden y Brizuela fallaron antes de que el compromiso entrara en el último minuto y 13 segundos por celebrarse.

Los detalles iban a decidir, algo que supo entender Colton, anotando dos libres que daban aire al Canarias (74-76) lo mismo que una bandeja de Brizuela para los locales (76-76).

Iverson se había convertido en una garantía para su equipo, anotando antes de que Rodrigo an Miguel dispusiera de dos importantes tiros libres. El maño solo anotó uno (76-79) manteniendo la emoción intacta, que crecería gracias a que Cook dispuso de otros tres tiros libres en los que no perdonó (79-79). Quedaban solo 11 segundos por jugarse y la posesión iba a ser aurinegra. White erró, llevando las cosas a la prórroga.

 

Mejor Estudiantes

Ya había ganado a la épica el Iberostar Tenerife en Murcia, pero no todos los días se tiene tanta suerte. Otros tres tiros libres para los estudiantiles permitieron a Caner Medley situar a su equipo por delante (82-81) en un ensordecedor Wizink Center al que silenció McFadden con un triple (82-84). Eso pareció soltar al Iberostar, que aprovechó una contra para que Abromatis, bajo el aro, pusiera el 82-86. Los nervios, a falta de tres minutos, pasaban a estar del lado local, pero a Cook y a Arteaga no les falló el pulso, dando, otra vez, ventaja al Estudiantes a falta de poco más de un minuto (88-86). Arteaga coronó con un mate un parcial de 8-0 (90-86) empujando al Canarias al abismo.

Brizuela robaría un balón tras el cual le hicieron falta. El escolta metió sus dos tiros libres (92-86) y San Miguel devolvió el golpe desde el triple (92-89). Berrocal pidió que buscaran nuevamente a Brizuela, que arañó otra personal sin desperdiciar ningún tiro libre (94-89) y White anotó una bandeja para el 94-91 a falta de 12 segundos para el final. Brizuela y Vicedo anotaron (98-94) y Beirán dispuso de tres tiros pero, fallando el mismo, su

TE PUEDE INTERESAR