sanidad

Gustavo Matos acusa a Baltar de tener “a la comunidad sanitaria en llamas”

El diputado del PSOE advierte de que el consejero de Sanidad “no ha dicho ni una sola verdad sobre algo que es un drama humano; mientras hace chistes, muchas familias están en el HUC sin ser atendidas”
El diputado socialista Gustavo Matos afeó la actitud de José Manuel Baltar ayer, durante el pleno. Fran Pallero

El colapso de las Urgencias centró ayer el debate en el Parlamento regional, donde el consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, recibió las críticas de los diferentes grupos de la oposición.

Gustavo Matos (PSOE) achacó el colapso en las Urgencias del Hospital Universitario de Canarias (HUC) “a un mal Gobierno al que pondremos fin en mayo”, incidiendo en que Baltar “tiene a la comunidad sanitaria en llamas” y lamentó las explicaciones ofrecidas: “No ha dicho ni una sola verdad sobre algo que es un drama humano. Mientras hace chistes, muchas familias están en el HUC esperando ser atendidas y contando con que el consejero no convierta el Parlamento en El club de la comedia”.

En el debate parlamentario instado por el Grupo Socialista sobre la situación de las urgencias en el HUC, Matos advirtió de que el consejero del área, José Manuel Baltar, está al frente de Sanidad con el mayor presupuesto público que ha tenido el Archipiélago. “Coalición Canaria repite que el anterior presupuesto y el vigente son históricos, por lo que el nivel de exigencia hacia el consejero debe estar en la misma línea”.

Así, remarcó, se puede afirmar que tras 24 meses en el cargo, “el fracaso de Baltar también debe ser considerado histórico en la gestión del HUC, especialmente de las urgencias”. Indicó que este complejo hospitalario atiende a más de 400.000 personas “que sufren esa mala gestión y un colapso indiscutible, como lo constata el hecho de tener que esperar hasta siete horas, diez para ser hospitalizado”. Lamentó que Baltar recurra a eufemismos como “atasco”, “congestión o “saturación” para no admitir públicamente que sufre un auténtico colapso. Este “caos”, continuó, llevó a la Consejería a anunciar inversiones “en tiempo de descuento” y a hablar de la puesta en servicio de nuevas camas en el HUC, “algunas operativas desde ayer, casualmente”. En este punto, criticó que Baltar y su equipo “echen la culpa” del colapso a la gripe, al envejecimiento de la población, a los turistas o a las personas que no se han vacunado, “meras excusas de mal pagador, cuando se trata de causas evidentemente previsibles”.

Tras destacar la entrega de los profesionales del HUC y de todas las urgencias de Canarias pese a la sobrecarga de trabajo que soportan, sostuvo que lo que CC está haciendo con las urgencias es “beneficiar a la privada” mientras realiza una “OPA hostil permanente” al HUC. Recordó que las operaciones quirúrgicas se pararon en la pública para poder hacer frente a los picos de las urgencias, “pero la concertada no ha suspendido ni una intervención”, finalizó Matos.

“Mala planificación”, según la oposición

A la pregunta formulada por Podemos sobre el colapso de las urgencias hospitalarias, Baltar se apoyó en la tesis de “técnicos, médicos y urgenciólogos”, quienes apuntan “a la gripe agravada por la calima” como responsable del mismo. A estas circunstancias, prosiguió, “se suma un alto nivel envejecimiento de la población”, e informó que “todas las personas fallecidas” este año “a causa de la gripe no estaban vacunadas y pertenecían a un grupo de riesgo”.

El incremento de la demanda en los servicios de urgencias se produce entre las 11.00 y 16.00 horas y a última hora de la tarde en los meses de frío, por lo que “se trata de una demanda previsible” a pesar de que el colapso “sea inevitable” para Baltar. Para afrontar esta crisis, dio la orden “de suspender todas las actividades quirúrgicas para así liberar camas”, señaló el consejero.

La diputada de Podemos María del Río indicó que puesto que, según el Gobierno, el motivo del colapso de las urgencias “es la gripe año tras año” y “no un terremoto o huracán se podría prever y algo se podría hacer”. Las urgencias son, a su juicio, la “punta de iceberg” de un sistema sanitario que “funciona mal” y del que se tendría que hacer una “auditoría integral para poner soluciones”.

El diputado del PP, Zacarías Gómez, lamentó una “escasa mejora de la sanidad” en esta legislatura a pesar de “tener los mejores recursos de la historia” y recalcó que “las urgencias se colapsan más allá de los picos de gripe”, en línea con la comparecencia de su presidente, Asier Antona, que destacó “las trampas” en las listas de espera.

Por su parte, Jesús Ramos Chinea, de la Agrupación Socialista Gomera, aseguró que es la “falta de medios, de recursos humanos y planificación” lo que colapsa las urgencias y no la gripe. Mientras que el diputado de Nueva Canarias Román Rodríguez exigió mejoras, pues “el esfuerzo de gasto es superior a los resultados”.

Por último, la diputada del Grupo Nacionalista Canario Guadalupe González opinó que a algunos partidos sólo les preocupan las urgencias en período electoral y destacó que con el plan de urgencias sanitarias ahora va más gente a los servicios de atención primaria, el 7,4% más que antes, y se producen pocas derivaciones a los hospitales.

TE PUEDE INTERESAR