güímar

El Cabildo está dispuesto a poner aceras en la TF-28 a su paso por El Escobonal si ceden suelo

Miguel Becerra afirma que ahora no caben con los malecones y anuncia, ante las quejas de los vecinos, que “el eucalipto centenario no se terminará de talar”
Cartel de la manifestación del sábado / DA

Un numeroso grupo de vecinos de El Escobonal, en la comarca güimarera de Agache, han convocado para este sábado una manifestación contra las obras que realiza el Cabildo en un tramo (kilómetro 36 al 40) de la TF-28, conocida como la Carretera del Sur, exigiendo aceras en ese tramo y además que no se tale un eucalipto centenario, petición esta última que ha sido atendida por Miguel Becerra, consejero insular de Fomento, tras haberse comenzado a cortar el viejo árbol por impedir la visibilidad en un enlace entre un camino rural y la propia carretera TF-28.

La manifestación se mantiene pese a las dos reuniones que han tenido la directora de Carreteras, Ofelia Manjón y la última con Miguel Becerra, con los vecinos, donde se dieron explicaciones del proyecto y la necesidad de garantizar la seguridad vial con malecones que sustituyan las barreras metálicas “pensando sobre todo en los ciclistas y motoristas”, señaló Miguel Becerra, que se mostró dispuesto a reunirse de nuevo este jueves con los vecinos.

El director insular de Fomento y Movilidad se mostró sorprendido por la repuesta vehemente de los vecinos, “la primera que tenemos en los 80 kilómetros que tiene la TF-28 y que se va a regenerar desde Taco hasta Arona”, añadiendo que “la mejora de esta vía incluidas en el Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI), consisten en la rehabilitación del firme y las mejoras de las condiciones de seguridad, sustituyendo las barreras metálicas por malecones”.

“En el caso de Güímar estamos trabajando en dos tramos de la TF-28, más de 15 kilómetros entre Arafo y El Escobonal, con una inversión de más de tres millones de euros, y ese tramo de tres kilómetros entre El Escobonal y Fasnia, que tiene un presupuesto de cerca de 700.000 euros y que los vecinos quieren un tránsito peatonal”, apuntó.

Miguel Becerra indicó que se ha trasladado a la contrata responsable de este proyecto la posibilidad de que los nuevos malecones que se ejecuten en la zona se puedan alejar la mayor distancia posible de la vía, siempre garantizando las condiciones de seguridad. No obstante, puntualizó la dificultad de esta medida ya que en distintos tramos el ancho de la plataforma es limitado, admitiendo que el malecón es 10 centímetros más ancho que la barreras metálica.

Becerra, que recordó el enorme esfuerzo que realiza el Cabildo en la TF-28, no se negó a que se puedan colocar aceras en ese tramo, pero “para ello necesitaríamos que el Ayuntamientos nos conceda suelo y que este sea urbano (travesía) y no rústico”, con una financiación conjunta entre Cabildo y Ayuntamiento.

TE PUEDE INTERESAR