la guancha

Antonio Hernández, alcalde de La Guancha: “No consiento que se manipule ni se engañe a los vecinos”

Antonio Hernández, alcalde de La Guancha (PP)
Antonio Hernández compatibiliza actualmente su cargo como alcalde con el de profesor de Secundaria, una situación que no mantendrá si vuelve a ser elegido en las urnas.
Antonio Hernández compatibiliza actualmente su cargo como alcalde con el de profesor de Secundaria, una situación que no mantendrá si vuelve a ser elegido en las urnas.
Antonio Hernández compatibiliza actualmente su cargo como alcalde con el de profesor de Secundaria, una situación que no mantendrá si vuelve a ser elegido en las urnas. / DA

Ha amortizado la deuda en el Ayuntamiento y en los últimos tres años se han aprobado los presupuestos, que no es poco. Asegura que será político por un tiempo y después volverá a la docencia, como quiso siempre. De momento, mientras dura su situación de funcionario en prácticas como profesor de Secundaria tras haber ganado las oposiciones, compatibiliza ambas obligaciones, sin cobrar un sueldo del Ayuntamiento. Y tiene claro que puede hacerlo gracias a que cuenta con un equipo muy sólido, tanto político como de personal municipal. “Si detrás de un hombre hay siempre una gran mujer, detrás de un buen alcalde tiene que haber buenos concejales y buenos trabajadores y yo puedo presumir de eso”, subraya el mandatario del PP.

-No dudó en denunciar públicamente el rédito electoral que pretendía sacar CC con la inauguración de la piscina…

“Lo hice por sentido común y por el respeto a mis vecinos, porque decir que se va a inaugurar una instalación se entiende que al día siguiente estará abierta al público para el uso y eso no es así. Me puedo equivocar, pero no consiento que se manipule y se engañe a los vecinos, no estoy en política para eso, y eso es lo que me ha molestado, porque es una instalación muy demandada. Pero se le ha dado respuesta, porque a esa inauguración fallida no acudió nadie del municipio, ni siquiera los partidos políticos, de 13 concejales solo han ido 3”.

-¿Qué falta por terminar?
“Esta semana nos entregaron el proyecto de la pista de skate que va anexa a la piscina y el parque calistenia, una inversión conjunta entre Ayuntamiento y Cabildo. Estamos trabajando para iniciar su licitación,el acceso a la propia piscina, y falta el equipamiento, una terraza de color grande, la entrada a la piscina y la conexión a la red eléctrica. Espero que entre seis meses y un año esté a disposición del público. Ese será el momento de la inauguración y si estoy como alcalde recibiré al presidente del Cabildo y la consejera de Deportes con todos los honores agradeciéndoles la inversión”.

-¿El problema con el suministro de agua potable ya está totalmente solucionado ?
“El problema principal en la red de agua se deriva de que el fontanero municipal, que lleva al frente de la red 40 años, ha estado de baja por enfermedad grave. Se ha dejado su vida por el pueblo y éste le debe muchísimo. Hemos contratado dos fontaneros, uno por el día y otro por la noche para cubrir esta baja y buscar las averías porque este problema es continuo, no es algo puntual. Ya hemos arreglado muchas y poco a poco los depósitos están recuperando los niveles. Hay que esperar a que los de cabecera tengan los adecuados para garantizar el suministro y que Sanidad levante la restricción en el consumo a los menores de ocho años”.

-¿Se arrepiente de haber dejado la dedicación exclusiva en el Ayuntamiento para poder dar clase?

“No, aunque no es una situación idónea porque tengo que repartir el tiempo en dos trabajos, sacrificar el destinado a mi familia y dormir poco por las noches para poder sacar el trabajo adelante. Puedo presumir de que la Administración local está gestionando y trabajando como nunca en lo que es la tramitación de expedientes, ya que desde el año pasado tomamos la decisión de digitalizar toda la gestión municipal y eso permite ganar mucho tiempo y poder cumplir con mi pueblo”.

-¿Si vuelve a ganar las elecciones intentará compatibilizar nuevamente ambos trabajos?

“No, esta situación al final del mandato ha sido excepcional y es bastante dura para mí. Si sale todo bien, una vez que sea nombrado públicamente funcionario del estado, entre mayo y junio de este año, puedo acogerme a comisiones especiales. Si el pueblo decide en mayo que vuelva a ser alcalde, pediré una por cargo político para dedicarme en exclusiva al municipio sin perder los derechos que me corresponden. Si no me lo permiten, solicitaré una excedencia, aunque no sea lo deseable”.

-¿Qué proyectos le quedan por acometer?
“Hay uno que me empuja a continuar además de la puesta en marcha de la piscina municipal y es el futuro auditorio, cuyos pliegos técnicos se están redactando. Un inmueble necesario para todos los colectivos musicales y culturales que hay en La Guancha. Es la mayor inversión en el municipio con un presupuesto de 5 millones”.

-¿Por qué renunció a la base de ambulancias en La Guancha?
“No ha sido el Ayuntamiento quien ha renunciado, por el contrario, hemos pedido que se mantenga. Quienes quieren retirarla de allí son el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, porque así lo ha dicho en las reuniones con los vecinos y el Servicio Canario de Salud (SCS), curiosamente gobernado por CC, que entienden que debe estar en el Hospital del Norte, en Icod de los Vinos. Nosotros nos opusimos desde el minuto cero”.

-¿Ha sido muy difícil gobernar en minoría?

“Sí, obvio, pero a la vez ha sido muy apasionante y ha permitido hacer política con mayúsculas en el municipio, que es de lo que carecía y lo que yo viví estando en la oposición. En ocho años nunca me dieron la opción de poder expresarme, de llevar asuntos al pleno, ni de hacer aportaciones a los presupuestos. Yo he creado hasta grupos de wazap para intentar comunicarme con todos los concejales y pido disculpas a la oposición porque con las cuentas de este año no he podido cumplir debido a mi situación laboral”.

TE PUEDE INTERESAR