sociedad

El Cabildo de Tenerife prevé una planta de compostaje como alternativa a la incineración

Para el consejero José Antonio Valbuena, se trata de un método “más rápido, más sostenible y mucho más barato para conseguir el objetivo de eliminar el 40% de los residuos que se generan en Tenerife”
Birmagen 1 (1) (1)
Está previsto situar la planta de compostaje en el entorno de la montaña de Birmagen (El Rosario). DA

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Medio Ambiente, ha encargado a la empresa Tragsatec un estudio de viabilidad para la ubicación de una planta de compostaje en el entorno de la montaña de Birmagen, en el municipio de El Rosario.

Dicha planta de compostaje se presenta como la opción tinerfeña que sirva de alternativa viable a las plantas incineradoras, a cuya instalación se alude en el borrador del Plan Integral de Residuos de Canarias (Pircan), concretamente en su epígrafe 7, y que tanto el Cabildo de Tenerife como el de Gran Canaria han rechazado por su alto coste contaminante.

Cuestionado sobre este aspecto, el consejero insular del Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad, José Antonio Valbuena (PSOE), declaró a DIARIO DE AVISOS que “esta planta de compostaje sería, sin lugar a dudas, una opción más rápida, más sostenible y mucho más económica que una planta incineradora a la hora de conseguir nuestro principal objetivo, que no es otro sino tratar el 40% de los residuos que se generan en Tenerife gracias a estas futuras instalaciones”.

No en balde, la Unión Europea ha fijado como límite el año 2035 para que los residuos no eliminables ni reutilizables en los vertederos no sea superior al 10%. Para hacerse una idea de la gravedad del problema, hoy en día Tenerife está entre el 60 y el 70% de dichos residuos que inevitablemente acabarán en la celda del vertedero. En la isla de Tenerife se generan, aproximadamente, medio millón de toneladas de residuos cada año.

“Para conseguir esta reducción”, detalló Valbuena, “necesitaremos el apoyo de iniciativas privadas y la colaboración de los ayuntamientos, así como sería deseable que el Gobierno de Canarias se implicase a la hora de conseguir la financiación necesaria para ello”.

Los planes

Sobre cómo planea el Cabildo tinerfeño esta opción del compostaje, el consejero responsable de Medio Ambiente relató que “se ha encargado a Tragsatec, que es la filial tecnológica de la empresa pública Tragsa, la realización de una serie de informes previos, el primero de los cuales ya nos ha sido entregado con las distintas alternativas”.

“Esta empresa deberá aportar un estudio previo y una justificación de la tecnología de compostaje elegida, para después redactar el proyecto de ejecución de la futura planta”, continúa Valbuena.
Sobre la financiación, el consejero insular manifestó que “aunque todavía no podemos ofrecer una cifra en concreto, desde luego que resultará mucho más barato que los 150 millones de euros previstos por el Gobierno de Canarias para las dos incineradoras. Es más, esperamos que el Ejecutivo regional nos ayude con la financiación de las mismas”.

Ambicioso

Sea como fuere, José Antonio Valbuena se mostró ambicioso respecto al aspecto económico. “Nosotros creemos que, con la implicación de empresas privadas y la colaboración de los ayuntamientos, la planta de compostaje podría incluso hasta autofinanciarse”. A este respecto, el consejero socialista explicó que “las empresas privadas ya hacen lo mismo que nosotros, tratar los residuos, pero a pequeña escala, como, por ejemplo, se hace con los hoteles o con algunas explotaciones agrícolas, mientras que de los ayuntamientos necesitamos su implicación plena, que se traduciría en la instalación del quinto contenedor, el de la materia orgánica.

Eso sí -prosiguió-, habría que realizar una tarea de concienciación ciudadana para la utilización de ese quinto contenedor, porque se necesita que solo se deposite materia orgánica, digamos, de calidad. Por citar un ejemplo, no sirven los alimentos ya cocinados”, recalcó.

Fertilizante

Respecto al resultado esperado, Valbuena afirmó que “el producto final de la instalación será un compost de alta calidad que se elaborará a partir de biorresiduos, en los términos que marca la normativa vigente. Estas tecnologías serán aptas para ser modulables o ampliables, de manera que la capacidad de tratamiento de la planta pueda irse aumentando según las necesidades. De hecho, el objetivo de la Corporación insular es optimizar, en términos de tratamiento, la superficie que ocupe esta instalación”.

Ese compost de “alta calidad” tiene su rendimiento, dado que “se trata de un fertilizante óptimo que podemos usar tanto para el sector agrícola como, sin ir más lejos, para recuperar zonas de terreno que haya quedado degradado por su desertización”, apuntó el consejero.

Preguntado sobre si este tipo de plantas de compostaje son una solución adecuada solo para las islas capitalinas, dado que generan una cantidad muy superior de residuos que las demás, José Antonio Valbuena respondió que “en absoluto, por cuanto este tipo de instalaciones son viables en cualquiera de las siete islas, lo cual es otra de sus ventajas”.

“Siguen sin aclararnos que no quieran las incineradoras”

El consejero insular de Sostenibilidad y Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, se sorprendió ayer de que el Gobierno de Canarias asegure ahora que no se contemplan las incineradoras pese a lo reflejado en el Pircan.

“Desde luego, a nosotros no nos han aclarado que finalmente rechacen las plantas incineradoras, pero lo cierto es que no estamos por la labor porque nos parece un método que no solo resulta muy caro, sino que además perjudica gravemente al medio ambiente”.

TE PUEDE INTERESAR