deportes

La generación que derribó el muro

Patricia Rodríguez, Raquel Guillén, Cathaysa Delgado y Patricia Martín se han instalado por méritos propios en la élite de unos deportes ligados históricamente al género masculino
Luchadoras tinerfeñas| DA
Luchadoras tinerfeñas| DA
Luchadoras tinerfeñas| DA

No son las pioneras, pero sí son las que le han dado continuidad a esa revolución femenina dentro de los deportes de contacto que iniciaron gente como Mar Rodríguez, Susi Llarena o Leticia Candal, entre otras ilustres de los cuadriláteros.

Patricia Rodríguez Cardeñosa, Patricia Martín, Cathaysa Delgado y Raquel Guillén con la continuidad del trabajo realizado por la mujer para ganarse a pulso un lugar destacado dentro de unos deportes socialmente e históricamente ligados al género masculino. Ellas son la generación que terminó de derribar el muro.
Hace tiempo que dieron un golpe sobre la mesa y su trabajo, su esfuerzo en el día a día con dobles sesiones de entrenamiento y su tesón para levantarse cada vez que saborearon la derrota les ha valido para ser reconocidas en la actualidad por sus méritos deportivos. Ya no reivindican un lugar entre los mejores, ya forman parte de ellos. DIARIO DE AVISOS las reunió para una sesión de fotos y del encuentro surgió una improvisada tertulia de la que salieron ideas e iniciativas que pronto se pondrán en marcha.

Patricia Rodríguez y Patricia Martín tienen en común a Cathaysa Delgado. La de San Miguel, campeona mundial y europea de muay thai y ahora adaptada al boxeo tras fichar por una promotora alemana, se enfrentó a las dos Patricias en sus primeras experiencias sobre un cuadrilátero.

Luego, su evolución deportiva ha dado para mucho. Patricia Rodríguez es campeona de España y subcampeona de Europa de kick boxing con reglas K1, mientras que Patricia Martín es campeona de España de boxeo, dos veces subcampeona del Boxam y ha repetido título nacional este año, pero por clubes.

El currículo de Raquel Guillén es tan extenso como brillante. Empezó en el boxeo y luego derivó hacia el brazilian jiu jitsu y las artes marciales mixtas. Su doble maternidad y sus labores profesionales nunca fueron impedimento ni excusa. Ha sido varias veces campeona de España tanto de grappling como de brazilian jiu jitsu, oro en el europeo Naga de 2018 en categoría máster y plata en categoría experto y bronce en el europeo IBJJF de Lisboa de 2019.

El listado de logros de las cuatro protagonistas del reportaje no está cerrado. Todas tienen sus retos personales para este año. Para Patricia Rodríguez el primero será la revancha ante la portuguesa Carolina Silva en la gala de Enfusion Live del próximo 30 de marzo.
Patricia Martín tiene los campeonatos de España, el Europeo de Bielorrusia y una cita muy especial el 31 de marzo en el Recinto Ferial de Santa Cruz ante la gallega Olga Vázquez, en el que será un gran escaparate a nivel nacional.

Cathaysa Delgado anda preparando su estreno como profesional en el boxeo tras su exitoso paso por el muay thai que tantas alegrías le dio y Raquel Guillén se mantiene enfocada hacia las competiciones nacionales e internacionales que le restan en un año de máxima actividad.
“Los deportes de contacto siempre han sido mal vistos en nuestra sociedad y no se concebía a la mujer en un deporte violento como el boxeo o el kick boxing, pero ahora la forma de pensar ha evolucionado y es más accesible practicar nuestros deportes”, reflexionaba Patricia Rodríguez, cuya entrenadora es Susi Llarena, recordada por sus batallas con la andaluza Loli Requena.

Rodríguez explicaba que “el principal impedimento que tenemos a nivel deportivo es la falta de rivales en nuestro país y por eso evolucionamos más lento que los hombres. Luego, a nivel personal jamás he tenido problemas con mis compañeros por ser mujer, al contrario, me tratan como una más y me siento muy cómoda con ellos”.

Para Raquel Guillén hay un aspecto clave a la hora de que la mujer se decida a practicar estos deportes:“Muchas sentimos vergüenza por tener que entrenar con hombres y la mayoría no se apuntan por eso, aunque luego están las opiniones de que no les gusta llevarse golpes”, decía la especialista en el suelo que iba más allá en su análisis. “Aunque me duela decirlo, no tenemos el aguante y la misma fuerza y en este caso yo siempre digo que no busco la igualdad, sino la equidad”.
Patricia Martín ofrece su visión reflejando que “desde siempre se ha implantado un ideal en estos deportes y, como en todo, la mujer ha tenido que ir abriéndose camino paso a paso y demostrando con mucho sudor y muchas lágrimas que este mundo también es para nosotras”. La pupila de Jonay Negrín señalaba que ahora, en el boxeo, la llegada de Iberdrola “nos ha ayudado muchísimo”. “Sigue habiendo muchas cosas que no entiendo, por ejemplo, la publicidad, dan más a los hombres que a nosotras. Muchas hemos ganado campeonatos muy importantes y no veo el reconocimiento ni las ayudas que merecemos”, sentenciaba.

Cathaysa Delgado también ofrecía su versión. “Yo nunca me he sentido discriminada en el gimnasio por ser mujer, los compañeros siempre me respetaron, al final, en el día a día, todos somos competidores independientemente del sexo”, decía la de San Miguel, que reclamaba “más eventos para pelear en las Islas”.

TE PUEDE INTERESAR