la palma

La Caldera acumula siete años con lluvias por debajo de la media

El director del Parque Nacional indica que “en los últimos seis años hay una pérdida de lluvia acumulada brutal, como si hubiera dejado de llover durante dos años seguidos"
Un senderista ante la Cascada de Colores casi seca
Un senderista ante la Cascada de Colores casi seca
Un senderista ante la Cascada de Colores casi seca. | Tomás Hernández

La Cascada de Colores prácticamente sin agua, en el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, se ha convertido en una especie de imagen icónica de la sequía que sufre la isla de La Palma desde finales del año pasado.

El director del Parque Nacional, Ángel Palomares, que trabaja como funcionario en La Caldera desde el año 1986 y lo dirige de forma permanente desde 1994, recuerda que ha habido otras épocas de sequía parecidas, si bien reconoce que “se está volviendo periódica y cada vez más repetitiva”.

Palomares, basándose en el histórico de lluvias que recoge el Heredamiento en la zona de Taburiente, destaca que la media de lluvias hasta el año 2015 era de 815 litros por metros cuadrado anuales en La Caldera. Pues bien, desde 2012 los registros de las lluvias están por debajo de esa media. “En los últimos seis años hay un pérdida de lluvia acumulada brutal, como si hubiera dejado de llover durante dos años seguidos. Hay un déficit de 1.800 litros de agua con respecto a la media”.

Palomares indica que esta sequía, “como sistema, afecta a los ecosistemas superficiales, que dependen de la lluvia directa”, secando y dejando mustias a la mayor parte de las plantas. Recuerda que en el año 2012, cuando se produjo también una etapa de fuerte sequía, “solo una banda que tiene el Parque con niebla, entre los 1600 y 1800 metros, había algo que parecía normal”.

De hecho, este invierno han tenido que hacer algo que es inusual, regar las plantas repobladas, en la zona sur del Bejenado, que “es la que más sol le da, y vamos a regar las plantas de la zona de cumbre que también repoblamos el año pasado”. Las actividades de repoblamiento de flora que realizan anualmente con los escolares, este año han decidido no realizarlas debido a las condiciones climáticas.

TE PUEDE INTERESAR