medio ambiente

Mercadona sustituye en Canarias sus bolsas de plástico por otras de papel

La compañía de supermercados hará economía circular al reciclar unas 3.000 toneladas anuales de plástico de los embalajes de sus tiendas para hacer bolsas de material reciclado
Mercadona
Mercadona
Mercadona. / DA

Mercadona, compañía de supermercados y online, culminó con fecha 25 de marzo la sustitución definitiva en todas sus tiendas en Canarias de las bolsas de plástico actuales por otras de papel, rafia y bolsas reutilizables y reciclables, que además están fabricadas con toneladas de plástico procedentes de los embalajes recuperados en sus tiendas. Una alternativa, esta última, que implica que clientes, empleados y proveedores hayan colaborado para poner en marcha esta iniciativa de economía circular donde prima el aprovechamiento de los recursos, la reducción, la reutilización y el reciclaje para alargar la vida de los materiales y evitar que acaben en el vertedero. El objetivo es implantar esta medida, que se inició en 2018 en 66 tiendas ubicadas en Valencia, Vizcaya, Barcelona, Cantabria, Islas Baleares, Ceuta y Melilla, al resto de la cadena de manera progresiva, hasta llegar a las más de 1.600 tiendas a mediados del próximo mes de abril.

Con esta medida el Jefe, como la compañía denomina internamente a sus clientes, podrá escoger para realizar su compra diaria entre la tradicional cesta de rafia de 50 céntimos, una bolsa de papel de 10 céntimos, y una bolsa reutilizable y reciclable con un contenido de plástico reciclado entre el 50 y el 70%, también de 10 céntimos. De esta manera, Mercadona refuerza su apuesta por la sostenibilidad, compromiso que le llevó en 2011 a ser la primera empresa de su sector en introducir iniciativas para reducir la utilización de las bolsas de plásticos de un solo uso, y un año antes, en 2010, a convertirse en pionera en el reciclado de plástico con proyectos como el abordado conjuntamente con el proveedor totaler SPBerner para incorporar una nueva línea de menaje (cubos, barreños, palos de escoba y fregonas), fabricada con el plástico recuperado de los invernaderos.

Uno de los compromisos que Mercadona mantiene con la sociedad es devolver parte de cuanto recibe de ella. Con dicho objetivo se desarrolla el Plan de Responsabilidad Social de la compañía, que atiende el componente social y ético a través de distintas líneas de actuación sostenibles que refuerzan su apuesta por el crecimiento compartido. Como parte de esta política, Mercadona trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y la mejora de la calidad del aire en nuestras ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías más limpias y eficientes, así como en la construcción de cubiertas ajardinadas y jardines verticales en sus tiendas. Otra línea estratégica del Plan de Responsabilidad Social de Mercadona es la sostenibilidad medioambiental. Para ello, Mercadona cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio, enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética y la reducción de residuos; parte está basado en los principios de la economía circular y busca conjuntamente con los proveedores totaler la conversión de los residuos en nuevos recursos.

En esta línea, la compañía sigue desarrollando su plan de acción social por medio del apoyo a diversas instituciones y entidades sociales de Canarias, donde además de los acuerdos alcanzados con entidades como los Bancos de Alimentos de Las Palmas y Tenerife y Cáritas Diocesanas, colabora asimismo con siete comedores sociales, con entregas diarias de productos de primera necesidad.

TE PUEDE INTERESAR