política

Desmontando el mitin de Clavijo en el último Consejo de Gobierno: ¿por qué ahora sí decide gastar el superávit?

El presidente del Ejecutivo regional presume de gestión, especialmente en el ámbito de las políticas sociales, aun cuando Canarias está a la cola del país en la mayoría de indicadores
El presidente del Gobierno de Canarias y candidato de CC a reeditar el cargo en las próximas elecciones autonómicas del 26 de mayo, Fernando Clavijo, en una foto en el Parlamento regional. Fran Palllero
El presidente del Gobierno de Canarias y candidato de CC a reeditar el cargo en las próximas elecciones autonómicas del 26 de mayo, Fernando Clavijo, en una foto en el Parlamento regional. Fran Palllero
El presidente del Gobierno de Canarias y candidato de CC a reeditar el cargo en las próximas elecciones autonómicas del 26 de mayo, Fernando Clavijo, en una foto en el Parlamento regional. Fran Palllero

Por Jennifer Jiménez

A vueltas con el superávit. El presidente de Canarias, Fernando Clavijo (CC), parece haber encontrado la fórmula para solucionar en el tiempo de descuento los males de la comunidad autónoma. Este lunes utilizaba la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que estuvo respaldado por todos sus consejeros y consejeras, para anunciar una serie de medidas (destinar parte del superávit al copago farmacéutico, a contratar más docentes o a ampliar la tarifa plana de los autónomos). También aprovechaba para presumir de gestión o culpar al Gobierno de Pedro Sánchez de no transferir varias partidas a la comunidad autónoma. Entre ellas, 30 polémicos millones de euros para lucha contra la pobreza que asegura que no han sido entregados a la comunidad. Unas acusaciones que se producen a sabiendas de que el pasado año se devolvieron 1,4 millones de euros para este fin por no haberlos ejecutado.

La pobreza es uno de los asuntos más delicados de Canarias, ya que esta comunidad presenta una de las mayores tasas de personas en riesgo de sufrir exclusión social en toda España, solo por detrás de Extremadura.

Este pasado lunes, el líder del PSOE de Canarias, Ángel Víctor Torres, presentaba un plan de choque contra la pobreza dotado con 100 millones de euros y que asegura que beneficiará hasta a 70.000 personas. Precisamente, el candidato socialista a la Presidencia de la comunidad autónoma había reprochado el pasado año que el Gobierno de Canarias permitiera “un 44,6% de pobreza con 526 millones de euros de superávit en sus arcas”.

Esta propuesta de los socialistas se coló en la rueda de prensa de Clavijo a modo de pregunta y el presidente acusó a los miembros del PSOE de “querer lavar su imagen”. Además, insistió en que mientras “este Gobierno esté presente”, no permitirá que haya represalias “contra los canarios por utilizar el superávit”, ya que “es dinero de los canarios”.

Sin embargo, se trata de una idea que se contrapone a lo defendido por CC en el Senado el pasado mes de diciembre, cuando este partido, junto a Ciudadanos, votó en contra de la iniciativa del Gobierno estatal para aumentar el techo de gasto en 6.000 millones. De ellos, se estimaba que unos 90 irían para Canarias, pero los nacionalistas canarios votaron en contra en un contexto en el que además reclamaban más dinero al Estado.

Cataluña volvió a ser tema de confrontación este lunes para Clavijo, que acusó a los socialistas de premiar a esta comunidad y a otras que no han sido cumplidoras. Lo hizo a pesar de que precisamente Pedro Sánchez se vio abocado a convocar elecciones porque los partidos independentistas no aprobaron sus presupuestos.

Las medidas estrella en el ámbito social se han hecho esperar hasta el final de esta legislatura. Es ahora, a pocos días de las elecciones, cuando se proclaman proyectos para avanzar hacia el Pacto de Estado contra la violencia de género, la gratuidad de los medicamentos para los pensionistas con rentas inferiores a 18.000 euros, la aprobación de 3,6 millones para las obras de climatización del HUC… Y así fue también la semana pasada, cuando se anunció un plan de vivienda en clave electoral y tras 10 años de parálisis.

Este lunes, Clavijo presumió de su ley de servicios sociales, que en realidad ha salido adelante por el empeño de todos los grupos parlamentarios y al final de la legislatura, a pesar de ser una promesa electoral del presidente que debía estar lista en 2016. Una promesa electoral que se presentaba difícil tras la herencia dejada en la Consejería de Políticas Sociales por la anterior consejera, aunque también de Coalición Canaria, Inés Rojas.

Mientras ahora sí que se defiende el uso del superávit y se insinúa que el Gobierno estatal no debe tomar represalias con una comunidad cumplidora, no fue lo habitual en Coalición Canaria en un pasado reciente. Canarias fue reconocida por el PP durante el mandato de Rajoy por ser una comunidad cumplidora con el objetivo de déficit y tanto este partido como los nacionalistas defendieron la buena sintonía entre ambos mientras el partido de Ana Oramas y Clavijo se entregaba en un sí a sus presupuestos.

En esos años, CC no utilizó el superávit para generar crispación y no gastó las partidas que podía emplear en inversiones financieramente sostenibles. De hecho, en 2017 se contó con 295 millones de superávit que se podían haber destinado a este fin en 2018, tal y como permite la norma. Sin embargo, solo fueron empleados 12,7 millones de estas partidas. Los eSport también se han colado en este Consejo de Gobierno. Tras la polémica suscitada por querer introducir esta iniciativa en la escuela pública, una medida que tuvo que posponerse por la presión social y la de todos los grupos, el Gobierno ha aprobado 100.000 euros para el Proyecto Innovación eSport, en colaboración con la Ulpgc y presentado también en Presidencia del Gobierno.

El Ejecutivo de Clavijo se resiste a hacer autocrítica y más en horas previas a la campaña electoral. Sobre la sensación de que el paro apenas se ha disminuido en Canarias, aseguró que sí que ha bajado del 33% al 20% en cuatro años, aunque no es el empleo de calidad que le gustaría y admitió que no se ha creado a la velocidad que desearía. En cuanto al resentimiento del turismo, señaló que es cierto que ha crecido tanto que ha tocado techo también por los destinos emergentes. No obstante, a su juicio, es hora de apostar por otros sectores, como la construcción, que aún no se ha terminado de recuperar, la industria o las tecnologías.

TE PUEDE INTERESAR