La Laguna

Los vecinos del Camino La Villa denuncian el “abandono” que sufre el barrio

La asociación vecinal critica que el Ayuntamiento no responde a las peticiones que le llevan comunicando desde 2018

Vista general de una de las vias del barrio Camino La Villa. / FRAN PALLERO
Vista general de una de las vias del barrio Camino La Villa. / FRAN PALLERO

Los vecinos del Camino La Villa critican el “abandono total y absoluto” que consideran que sufre este barrio lagunero por parte de las administraciones, especialmente del Ayuntamiento de La Laguna, con el que “hemos tenido infinidad de reuniones, le hemos mandado infinidad de escritos y hemos confiado y vuelto a confiar, y nos han tomado el pelo una y otra vez”, valora el presidente de la Asociación de Vecinos del Camino Real de la Villa, Roberto Marrero.

En este sentido, Marrero explica que desde la constitución de la asociación, en diciembre de 2017, no han logrado que el Ayuntamiento de La Laguna de respuesta ni ejecute ninguna de las propuestas o proyectos que le han hecho llegar, en diferentes reuniones y escritos. El último, entregado al Consistorio por registro de entrada el pasado 15 de febrero, recordando un total de 27 peticiones que llevan haciendo desde 2018 y en las que “no hay progreso alguno”. “Y el viernes pasado había por fin conseguido que nos dieran una reunión con el alcalde y la primera teniente de alcalde, y cuando me presento me dicen que se había cancelado”, criticó.

Y los vecinos están cansados ya. “No nos escuchan. El barrio está fatal, cada día estamos más abandonados. Se ve en todo, en el tráfico, en los parques de los niños, que no tenemos nada, no tenemos una plaza, hace falta limpieza, llegan hasta el colegio y ya, no friegan los contenedores, hay ratas…”, denuncia Margarita González, vecina del barrio e integrante de la directiva de la asociación.

Una opinión que comparte Davinia Díaz. “Está totalmente abandonado y no nos hacen caso, pedimos cosas simples, como es quitar unos árboles que molestan, tener la limpieza básica, y absolutamente nada”, apunta esta joven de 22 años, quien afirma que en el barrio “no hay nada” para la juventud.

Un espacio para actividades y fiestas

Entre las peticiones remitidas por los vecinos al Ayuntamiento está un proyecto, elaborado junto con técnicos, para la creación de un centro multifuncional que albergue un salón de actos y diferentes espacios para actividades, así como a la propia asociación, ya que actualmente son los propios vecinos los que pagan los gastos del local en el que están, apunta Marrero. Un centro que a su alrededor cuente con un parque infantil más completo y grande que los que hay en la actualidad en el barrio, máquinas biosaludables, merendero, una cancha multifuncional y un local para eventos sobre el que puedan instalar un escenario para la realización de actos y fiestas.

Desde la asociación de vecinos habían propuesto también una posible ubicación para el desarrollo de este proyecto, en un solar municipal que se contemplaba para equipamientos del barrio. Sin embargo, desde el Ayuntamiento les informaron de que ese espacio fue cedido al Gobierno, y este, a su vez, al Cabildo para una ONG, explicó Marrero. Por ello, desde la asociación exigen al Ayuntamiento que les busque el terreno en el que poder desarrollar este proyecto, y que se pronuncien sobre él, ya que aún no han dicho nada, y que consideran tan necesario para el barrio porque en la actualidad, “no tenemos un lugar para colocar un escenario mayor para las fiestas”, criticó el presidente vecinal.

A este respecto, Roberto Marrero indicó que el año pasado lograron sacar adelante las fiestas del barrio solo un mes ante de su celebración. Para las de este año quieren organizar algo más grande pero no tienen lugar para colocar un escenario, por lo que han solicitado al Gobierno que les permitan utilizar el pabellón del CEIP Camino La Villa, ya que las fiestas tienen lugar en julio, cuando no hay clases. “Y si no nos dan permiso, se tendrán que suspender”, lamenta.

Vías y parques

Por otra parte, entre las peticiones remitidas al Ayuntamiento también está el acondicionamiento de la calle Cabildo, para que tenga un ancho más cómodo para los dos sentidos, sirviendo “de desahogo para todo el tráfico que enlaza el Norte con la zona del colegio Nuryana y La Esperanza”. Además, solicitan la consolidación de varias calles de tierra “para obtener todos los servicios pertinentes”, así como contemplar y redactar el proyecto de la calle trasera al CEIP La Villa, “que estaba previsto para servir de enlace a varias calles del barrio”.

En este listado, los vecinos también piden el acondicionamiento de los parques infantiles de la calles Tamarco, de donde se quitó, y Mencey Isora, con más equipamientos y aparatos biosaludables. Además, abogan por la mejora integral de la limpieza en el barrio, la erradicación de las ratas y la limpieza del barranco Cha Marta para evitar el riesgo de inundaciones porque “esta taponado”, cuestión que han denunciado al Ayuntamiento y el Cabildo. Asimismo, solicitan la eliminación de unos árboles que hay en un tramo de la acera del Camino La Villa que impiden el paso por la misma, la única que hay, y, además, están rompiendo unos muros, en base, además, a un informe de un ingeniero del Ayuntamiento.

Otro propuesta destacada que han presentado al Ayuntamiento ha sido la variación de los sentidos de algunas vías, para ganar en espacio y seguridad con aceras más anchas, así como para aparcamientos. Proyecto del que han recibido comunicación por parte del área de Seguridad Vial y que los vecinos esperan poder debatir en más profundidad con concejales y técnicos.

En esta línea, plantean también el estudio de un circuito verde de unos tres kilómetros entre Camino La Villa, el aeropuerto y San Lázaro, al estilo del de camino Las Peras, ya que es un trazado muy utilizado por los vecinos para caminar. Entre otras muchas propuestas de las presentadas al Ayuntamiento. “Tenemos toda la voluntad de hacer las cosas por las buenas. No queremos que dejen de dar al resto de barrios lo que quieran, pero sí que nos den algo a nosotros”, concluyó Roberto Marrero.

Vista general de una de las vias del barrio Camino La Villa. / FRAN PALLERO p488455afot1 p488455afot2 p488455afot4 p488455afot3
<
>
Hay varios árboles que impiden el paso y están destruyendo muros. / FRAN PALLERO