Santa Cruz

Luz verde a la primera fase de la rehabilitación del Palacio de Carta

La firma del acta de replanteo permite que arranquen los seis meses que tiene la unión temporal de empresas para proceder a la reforma de la planta cero del histórico inmueble

Las obras en el Palacio de Carta darán comienzo de inmediato. DA
Las obras en el Palacio de Carta darán comienzo de inmediato. DA

El Ayuntamiento de Santa Cruz firmó ayer el acta de replanteo y comienzo de las obras de reforma integral de la planta cero del Palacio de Carta, así como de la implementación de todas las medidas precisas para garantizar la seguridad estructural de este emblemático edificio histórico de la capital, con la unión temporal de empresas encargada de su ejecución.

Con la firma del acta de replanteo se da luz verde al inicio efectivo de las obras por parte de la UTE adjudicataria (VVO Construcciones y Víctor Rodríguez e Hijos), que dispone a partir de ahora de un plazo de seis meses para completar los trabajos de rehabilitación y seguridad descritos anteriormente.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, expresó “su satisfacción por el avance a partir de ahora de la restauración y recuperación para la sociedad chicharrera de un bien patrimonial de esta naturaleza, único en muchos aspectos en la isla de Tenerife y testigo directo de la historia centenaria de la capital de los tinerfeños”.

Para este fin, el Ayuntamiento invierte más de 1,1 millones de euros (1.117.512 euros) en esta primera fase, a la que seguirán progresivamente nuevos proyectos hasta culminar la rehabilitación y puesta a disposición de este edificio singular.

Oficina turística

El concejal de Hacienda, Juan José Martínez, explicó que el objetivo del Consistorio con la recuperación de la planta baja del palacio consiste en garantizar las condiciones necesarias de este espacio para poder ofrecer a la mayor brevedad servicios de atención al público, vinculados con los atractivos turísticos e históricos de Santa Cruz.

Entre las reformas previstas, Martínez comentó que las tres estancias de la planta baja -actualmente vacías- albergarán el programa funcional elaborado por la Sociedad de Desarrollo, a lo que se unirá el arreglo de los aseos de planta baja, para adaptarlos a personas con diferente movilidad, que también disfrutarán de un acceso acorde con sus necesidades. En el terreno de la seguridad, las obras comprenden medidas de protección contra incendio. Entre las mejoras que figuran con respecto al expediente original, se restaurarán las carpinterías y la rejería de forja de la fachada principal.