sociedad

Mónica García, presidenta de Unión Kellys Tenerife, acusa a un sindicalista de hacer lo posible para que no le den trabajo

"se está encargando personalmente de desprestigiarme entre los empresarios de la hostelería con el fin de que no cuenten con mis servicios profesionales"
Mónica García. Canarias Ahora
Mónica García. Canarias Ahora
Mónica García. Canarias Ahora

La presidenta de Unión de Kellys Tenerife, Mónica García, convocó para este lunes, 6 de mayo, a los medios de comunicación de la Isla para transmitirles a ellos y, sobre todo, a la opinión pública, que ha sufrido “numerosos despidos que se han dado en los 20 días siguientes a su incorporación a los puestos de trabajo”, algunos de ellos “en el primer día de una contratación”.

Ahora en paro, la camarera de piso asegura que sus problemas vienen derivados del “afán que tiene un sindicalista por impedir que trabaje” en la isla de Tenerife. Según García, esto se debe a un “posible resentimiento por haberse negado en el pasado a vincular la lucha de las kellys al sindicato al que tal persona pertenece”. 

Según canariasahora.es, “de sus declaraciones se puede desprender que se trata de Sindicalistas de Base, la organización con mayoría de delegados en la actualidad en el sector de la hostelería en la provincia tinerfeña”.

Para Mónica García se trata de un nuevo caso de discriminación, que lleva sufriendo todo este tiempo, según ella, por culpa de dicho sindicalista: “hace todo lo posible para que ella no consiga un puesto de trabajo”. Además, insiste, “se está encargando personalmente de desprestigiarme entre los empresarios de la hostelería con el fin de que no cuenten con mis servicios profesionales”. 

TE PUEDE INTERESAR