SOCIEDAD

Costas manda parar las obras del hotel de La Tejita

El Gobierno central entiende que los trabajos invaden la delimitación provisional del dominio público terrestre, atendiendo así las peticiones de organizaciones ecologistas que reclaman un nuevo deslinde

Terrenos donde se construirá el nuevo hotel, junto a la playa de La Tejita, en la costa de Granadilla. Fran Pallero

El Servicio Provincial de Costas, que depende del Ministerio para la Transición Ecológica, notificó el pasado viernes al Grupo Viqueira, empresa que ha comenzado la construcción de un hotel de cinco estrellas junto a la playa de La Tejita, en la costa de Granadilla, el requerimiento de paralizar las obras, iniciadas hace 20 días, al entender que los trabajos afectan la delimitación provisional del dominio público marítimo terrestre. Una portavoz de la constructora gallega confirmó ayer a este periódico que la notificación obra en poder de la empresa y señaló que “se están estudiando ahora los pasos a seguir”, aunque evitó pronunciarse sobre si las obras se detendrán con carácter inmediato. Viqueira tiene un plazo de cinco días para cumplir el requerimiento y cesar los trabajos, y si no lo hiciera se abriría un expediente sancionador contra la constructora.

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar había autorizado el 28 de noviembre de 2018 la revisión del deslinde entre la urbanización Costabella y la Punta del Bocinegro a raíz de una petición formulada por la plataforma Salvar La Tejita y la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), que reclaman la realización de un nuevo deslinde con mayor amplitud de la franja pública para respetar el ecosistema de la zona, lo que afectaría a gran parte de la parcela donde está prevista la edificación del complejo hotelero.

La empresa constructora aseguró hace unos días que el proyecto cuenta con todos los informes favorables de los organismos públicos intervinientes y que la apertura del expediente de revisión del deslinde que se tramita actualmente “no afecta en modo alguno”, al proyecto del hotel al argumentar que las autorizaciones y licencias se obtuvieron con carácter previo a la incoación, al amparo del deslinde vigente desde el año 2002.

El diputado de Unidas Podemos por Santa Cruz de Tenerife Alberto Rodríguez formuló la semana pasada una pregunta al Gobierno central para conocer si pensaba actuar de oficio sobre la “construcción ilegal” de la instalación hotelera, planteándole que estudiara la paralización de la obra hasta que se haga pública la resolución en el procedimiento de revisión del deslinde del dominio público marítimo terrestre.

Previamente, el diputado electo de Podemos Manuel Marrero presentaba un escrito en la Fiscalía de Medio Ambiente de Santa Cruz de Tenerife en el que le solicitaba que abriera diligencias para esclarecer la construcción del hotel y “ordene las diligencias de investigación oportunas y adecuadas a la naturaleza de los posibles delitos”. El parlamentario anunció que el documento se remitiría también a Costas, al Seprona y al Ayuntamiento de Granadilla “para que nadie pueda decir que no sabía el destrozo que se va a cometer allí”.

El pasado sábado miembros de la plataforma Salvar La Tejita y simpatizantes se manifestaron frente al Ayuntamiento de Granadilla – institución que concedió la licencia de obra – y en la zona frente a la costa donde las excavadoras han comenzado a preparar el terreno.