Tacoronte

El pacto en Tacoronte vuelve a ser clave para la política regional

Por tercer mandato consecutivo, el acuerdo de gobierno en la ciudad se negocia en los órganos superiores de los partidos afectados y Carlos Medina vuelve a estar implicado

Bacallado dice que el apoyo de la gente la animó a seguir en política. F. P.
Virginia Bacallado. F. P.

En el nuevo ciclo político que se inicia el sábado, el Ayuntamiento de Tacoronte vuelve a por tercer mandato consecutivo la moneda de cambio para los pactos que se consolidan en otras instituciones, como pueden ser el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife o el Ayuntamiento de Santa Cruz. Y por tercera vez, el candidato socialista vuelve a estar implicado.

Esa condición de ser “clave” ha abortado el ‘Acuerdo por la gobernabilidad, la dinamización económica y la cohesión social de Tacoronte’ firmado el sábado a última hora entre el PSOE, Nueva Canarias (NC) y Sí se puede con el objetivo de formar un gobierno estable en los próximos cuatro años.

El pacto, que contemplaba una alcaldía compartida entre NC y PSOE y la segunda y la quinta tenencia de Alcaldía para Sí se puede, fue desautorizado al día siguiente por la Ejecutiva insular socialista y en concreto, por su secretario general, Pedro Martín, tal y como informó ayer DIARIO DE AVISOS.

El documento, suscrito por los tres candidatos a la Alcaldía de Tacoronte, Carlos Medina (PSOE), José Daniel Díaz (NC) y Violeta Moreno (Sí se puede), dejaba afuera a Ciudadanos (Cs), la fuerza política que más apoyos consiguió en las elecciones municipales del 26 de mayo.

Su cabeza de lista, Virginia Bacallado, confirmó ayer que no hará declaraciones hasta que culminen las negociaciones para poder formar gobierno en aquellas instituciones en las que sea necesaria la unión de distintas fuerzas, entre ellas, el Ayuntamiento de Tacoronte.

De contar con los apoyos del PSOE para poder investir a Bacallado como alcaldesa, Cs haría lo mismo en el Cabildo de Tenerife y en la Corporación capitalina, dejando fuera a los líderes de CC, Carlos Alonso y José Manuel Bermúdez, respectivamente.

Ayer, ningún dirigente del PSOE se quiso pronunciar al respecto.Fuentes consultadas por este periódico indicaron que “se está intentando reconducir la situación para que se permita a Cs gobernar en la localidad norteña” y con este objetivo “esta semana deberán reunirse a nivel local los dos partidos con el fin de llegar a un acuerdo”. Medina también ha optado por guardar silencio sobre la premura del documento rubricado. Quizás, porque es la tercera vez que su partido le impone un acuerdo de gobierno por circunstancias ajenas al municipio.

En 2011 el pacto en Tacoronte estaba incluido en el gran acuerdo regional entre nacionalistas y socialistas. Así, Carlos Medina y Álvaro Dávila firmaron con el beneplácito de sus ejecutivas un acuerdo para la gobernabilidad en Tacoronte que dos años después fue roto por la moción de censura que presentaron los rebeldes del PSOE y PP para desbancar a este último y permitir que Rodolfo León accediera a la Alcaldía.

Medina había quedado apartado de esta decisión y en 2015 volvió a ser elegido para encabezar la plancha del PSOE. Dado que gobernar con CC resultaba imposible, su partido le puso como condición abstenerse en la investidura del segundo gobierno de Dávila para que se cumpliera el acuerdo en cascada firmado entre ambas formaciones políticas. Sin embargo, otros municipios quedaron exentos de hacerlo, como fue el caso de la capital tinerfeña, el Puerto de la Cruz y La Victoria de Acentejo.

Cuatro años después, la historia vuelve a repetirse y el secretaria de la Agrupación Local Socialista en Tacoronte no es apoyado por los miembros de su partido a la hora de elegir con quien formar gobierno.

Hoja de ruta

Según fuentes socialistas consultadas por este periódico, la hoja de ruta que se le había marcado al PSOE local para no obstaculizar el acuerdo en el Cabildo y en el Ayuntamiento de Santa Cruz, era que intentara un acuerdo con la formación naranja, dado que además de ser el triunfador de los comicios en Tacoronte es la la única alcaldía que consiguió en Tenerife. De confirmarse esto último, queda claro que Medina incumplió las órdenes de su partido.

Fuentes consultadas por este periódico indicaron que el líder del PSOE se comunicó con sus frustrados socios para “trasladarles su pesar ya que entendía que estaba actuando de buena fe y que estaba autorizado para negociar como estaban haciendo sus compañeros en otros municipios”. En concreto, citaron el caso de Valverde, en El Hierro, o Tegueste y Arico, que “en ningún momento exigían las autorizaciones de las ejecutivas como en el caso de Tacoronte”.

NC y Sí se puede confían en que el pacto firmado el sábado siga adelante

El candidato de NC José Daniel Díaz, confía en que finalmente el pacto firmado el sábado entre las tres fuerzas políticas llegue a buen puerto “por la buena voluntad de las personas que estaban negociando”. En caso de no ser así, su partido “se quedará dignamente en la oposición ylo asumiremos con resignación”. No obstante, insistió en esperar ya que “de aquí al sábado pueden ocurrir muchas cosas”.

Respecto a si descarta un pacto con Cs, el líder de NC contestó: “Lo que no descarto es que los pactos iniciales se recuperen porque se ha dado por roto pero tampoco ha quedado claro, ya que no se sabe qué queda pendiente por resolverse”.

También Violeta Moreno (Sí se puede) se reafirma en el acuerdo alcanzado con NC y el PSOE porque “forman un buen equipo, dan estabilidad a la Corporación, pueden evitar que CC mantenga su poder en el Ayuntamiento y garantizan que es posible el cambio político en el municipio”.