Granadilla de Abona

José Domingo Regalado: “No soy jurista, pero Costas no puede trazar un deslinde con carácter retroactivo”

“Cuando concedimos la licencia al hotel de La Tejita a finales de 2018 el proyecto cumplía con todos los parámetros legales exigidos, incluido el de Costas", afirma el alcalde de Granadilla de Abona

José Domingo Regalado González. DA
José Domingo Regalado González. DA

José Domingo Regalado González (Granadilla de Abona, 1981) es licenciado en Historia por la Universidad de La Laguna y antes de ser alcalde en septiembre de 2016, gracias a una moción de censura CC-PP al alcalde socialista Jaime González Cejas, dio clases en las Dominicas de La Laguna. Su experiencia en cargo político se inició en 2007 como concejal de Juventud, Fiestas, Comunicación y Relaciones Institucionales de Granadilla de Abona del que sigue siendo alcalde tras renovar el pacto con el PP el pasado 15 de junio, gracias a los 8 concejales que sacó las elecciones del 26 de mayo, los mismos que el Partido Socialista.

-Repite usted como alcalde, tras unos resultados muy similares a los que hace cuatro años y lo hace con el mismo pacto con el PP. ¿Se lo esperaba?
“Los resultados han sido buenos para nosotros.De los partidos que estaban representados en el salón de plenos en el anterior mandato somos el único que ha subido en votos y concejales, pasando de siete a ocho. Casi cinco mil personas han decidido apostar por nosotros, y lo único que me toca es agradecérselo. Unos resultados que nos han dado para pactar con el PP y ahora no hay que mirar si uno es del PP o de Coalición Canaria, lo único que toca es trabajar”.

-¿Resultó difícil renovar el pacto con el PP, cuando a Marcos González los socialistas le llegaron a ofrecer la Alcaldía?
“Yo lo que tengo es que valorar la personalidad de Marcos, porque no todo el mundo es capaz de decir que no a la Alcaldía tan importante como la de Granadilla de Abona. Han decidido seguir gobernando con nosotros y hasta cierto punto es lógico, porque tiene que haber una continuidad, después de haber tenido dos años buenos de trabajo en conjunto y con buenas relaciones humanas”.

La gente puede pensar que hubiera sido más lógico, si hablamos de lo que votó la ciudadanía, un pacto entre PSOE-CC, como se ha dado en Güímar, por ejemplo. ¿Estoy diciendo un disparate?
“El PSOE de Güímar no creo que tenga casi las cien imputaciones que tiene el PSOE de Granadilla de Abona, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, prevaricación, delitos contra el territorio…una serie de circunstancias que tendrá que resolverse en los juzgados. Pero ya no solo por esos procesos judiciales, sino que el Partido Socialista en la última etapa no se dedicó a resolver los problemas de los ciudadanos, tenemos problemas en saneamiento, abastecimiento de agua de legalizar el alumbrado…que pasa en muchos municipios, pero que en Granadilla no se entiende cuando hablamos de un municipio rico antes de llegar la crisis de la construcción, tal es así que cuando la economía era buena y entraba bastante dinero en el Ayuntamiento por las licencias se pedían prestamos”.

-Habla de saneamiento. ¿Para cuándo la depuradora que acabe con los vertidos en El Médano?
“Es un problema urgente a resolver, se trata de una obra declarada de interés estatal, de 23 millones de euros, que no es comarcal, que solo para todo el municipio de Granadilla, y que ya se ha comprado el terreno en el llano de Los Letrados por parte del Estado, al igual que lo es la del agua desalada, que ya la tenemos operativa y está funcionando. Granadilla ha estado décadas, más de treinta años, sin recibir inversión, en carreteras sin tocarse, por ejemplo”.

-Pero en esas décadas han gobernado los suyos en Canarias.
“Me da igual quien gobierne, lo cierto es que se ha tardado mucho en invertir, algo que se ha comenzado a hacer en carreteras, sobre todo las insulares”.

-Se queja el concejal de Ciudadanos que no le dan sitio en los consejos de administración de las empresas municipales.
“Eso no es cierto. Al grupo Mixto se le permite estar representado en el consejo de administración de Grasur, donde está inmersa Sermugran, la única empresa pública que tenemos ahora. La oposición tiene sus representantes en el consejo, algo que no pasaba en la etapa del PSOE cuando tenía mayoría absoluta, sin ir más lejos. Solo lo permitía en 2015 cuando no tenía mayoría”.

-¿Ha tenido usted algo que ver en el hecho que Dámaso Arteaga, concejal nacionalista de Santa Cruz, se presente al concurso de gerente de Sermugran?
“En absoluto, apenas creo que le he dicho alguna vez hola y adiós. Es una persona libre y se puede presentar al puesto de trabajo que quiera. El alcalde de Granadilla de Abona no ha llamado a nadie para que se presente a ese concurso. Son muchas personas las que se presentan a ese concurso y lo que deseo es que gane el mejor, con total transparencia”.

-¿Granadilla de Abona es la capital económica de la Isla gracias al Cabildo?
“Eso de que aquí todo lo hace el Cabildo es una matraquilla del PSOE cada vez que está en la oposición. Su periódico siempre apunta a que somos la capital económica del Sur y a mi me gustaría que no solo fuera la capital económica, sino también la capital social, donde la gente tenga buenas condiciones para vivir, con una población de casi sesenta mil personas. Un municipio que debería ser bien atendida por todas las administraciones, porque tenemos el aeropuerto, el puerto, el polígono industrial, el ITER…”

-Granadilla y San Miguel se han quedado casi como una Isla nacionalista dentro del color rojo que domina el Sur.
“Siempre he creído que a nivel municipal se vota más a la persona que a las siglas, porque este año se ha dado un hecho sin precedentes, porque CC ha sacado más votos en las municipales de Granadilla que al Cabildo o al Parlamento, y antes ocurría al revés. Es verdad que San Miguel y Granadilla nos quedamos solos en la comarca”.

-¿Va a poner remedio a las carencias de la Oficina Técnica de Urbanismo?.
“Uno de los primeros problemas que quisimos resolver cuando entramos en 2016 era que Granadilla tuviera un arquitecto municipal, después de casi un año sin él. Cubrimos la plaza y en diciembre del año pasado hemos creado la RPT, y de hecho hoy mismo ha comenzado a trabajar una nuevo técnico en Administración General y tendremos pronto un nuevo arquitecto técnico y un ingeniero. Se han dado los pasos con la RPT y con unas cuentas saneadas que nos permite contratar, por ejemplo, en la Oficina Técnica, que además tendrá a un arquitecto, José Luis Vera, como concejal responsable del área”.

-Hablando de Urbanismo. ¿Qué me dice de la última polémica con el hotel de lujo en La Tejita y el deslinde de Costas?
“Cuando concedimos la licencia a finales de 2018 el proyecto cumplía con todos los parámetros legales exigidos, incluido el de Costas, porque esa parcela estaba fijada en el PGO como suelo turístico, cuando ya mucho tiempo atrás era suelo urbanizable. Hay que dejar claro, que la revisión de deslinde en la servidumbre de protección que anuncia Costas, y que ha paralizado parte de las obras, es posterior al otorgamiento de la licencia, un hecho al que la empresa ha presentado alegaciones y es Costas quien debe dar explicaciones por ese nuevo deslinde, después de informar del proyecto. Yo no soy jurista, pero no puede trazarse un deslinde con carácter retroactivo”.

-¿Y caben más hoteles en esa zona o en El Médano?
“En esa zona no, pero hay otra parcela en la zona de Pelada, de suelo de uso turístico que se ha visto afectada por el nuevo deslinde. Y también tenemos afectado el hotel Las Arenas del Mar. ¿El hotel Médano? Se hablaba de derrumbar, pero siempre se habló de la zona del mar en donde está el solarium, no del hotel. Si lo quisieran construir ahora no podrían, pero entonces contó con todas las autorizaciones”.