Cine

Alba, la stripper bajita, divertida y desdentada que ignora las burlas de los hombres

Lo sorprendente de su personaje, o, mejor, de su mito, es que su físico no se doblega al canon

Alba, Chica Latina, stripper de Málaga. | FOTO: Gabriel Tineo (EL ESPAÑOL)

Alba lleva trencitas en el pelo. A veces se viste de colegiala: por jugar. Es bajita, divertida, desdentada, y, finalmente, tierna. Se ha tatuado en los dedos “Alba, jefa”, como una nigga de la barriada de El Palo, en Málaga. Actitud le sobra. Camina y parece que desafía. En el pecho tiene dibujada una cruz; en el cuello, unas esposas -para honrar su oficio: stripper-, y en el reverso de las piernas, una sentencia de vida: “La familia no es la que te toca, sino la que uno elige”.

Lo sorprendente de su personaje sexual, o, mejor, de su mito, es que su físico no se doblega al canon, ese umbral imposible que siempre está un poco más lejos, en algún kilo menos o un centímetro más, un pecho más denso, unas nalgas más turgentes, un rasgo más dulce, -un labio más inyectado-. A ella todo eso le resbala: se desnuda con idéntica soltura a una modelo de Victoria Secret.

Puedes leer aquí la noticia completa.