Baloncesto

El primer paso en un año de ilusión

El Iberostar Tenerife echa a andar de forma oficiosa con la primera tanda de reconocimientos médicos en la que estuvieron algunos de sus fichajes para el nuevo curso

Guerra, Gielo, Yusta, López, Díez y Shermadini, ayer en Hospiten junto al personal médico. Fran Pallero

El Iberostar Tenerife ya está en marcha de forma oficiosa. Sin haber realizado aún la presentación de sus nuevos jugadores ni de haberlos juntado a todos en el parqué del Santiago Martín para arrancar los entrenamientos, el conjunto aurinegro inició la campaña con el protocolario acto de los reconocimientos médicos de seis de los integrantes de su plantel.

En el año del cambio más radical de una plantilla en la historia del club y casi de la propia ACB, el equipo lagunero inició el curso en Hospiten después de haber presentado sus equipaciones hace unos días. Fran Guerra, Santi Yusta, Álex López, Dani Díez, Giorgi Shermadini y el único superviviente de la pasada campaña, Tomasz Gielo fueron los jugadores que estuvieron en las instalaciones del centro médico para cumplir con un requisito indispensable.

Hoy le tocará el turno de revisión al escolta Sasu Salin y al ala pívot Álex Suárez, que llegaba anoche mismo a la Isla para incorporarse al plantel blanquiazul. Además, acudirán los vinculados Alberto Cabrera, Saulo Román, Danilo Brnovic y José Luis Ibáñez.

Álex López, el primer fichaje anunciado por el Iberostar Tenerife para esta nueva campaña, fue el encargado de comparecer posteriormente al reconocimiento ante los medios de comunicación. El jugador lagunero, fichado procedente del San Pablo Burgos, reconoció que ha sido el introductor de sus compañeros “por aquello de ser el único de Tenerife”. López admitió estar muy ilusionado por vestir la camiseta del club de su tierra y comentó que el grupo lleva tiempo “conociéndose fuera de la pista” para que la transición sea más llevadera cuando haya que empezar a trabajar sobre la cancha.

“Ahora toca hacer grupo para crear buena química”, dijo el jugador tinerfeño que conoce perfectamente el rol que tendrá en el equipo donde alternará las posiciones de base y escolta compartiendo la dirección del equipo con Marcelinho Huertas y Gabriel Lundberg, con el que también alternará como dos.

López no escondió sus ganas de coincidir con el jugador paulista en el trabajo diario “para poder aprender mucho de un base de primer nivel” como definió al internacional brasileño que podría ser uno de los capitanes de un plantel al que se refirió como “un equipazo”.

El jugador tinerfeño, referente para sus compañeros, admitió que se ve muy reflejado en los dos estilos elegidos por el club para sus equipaciones, el más clásico de la ACB “donde se ve la silueta del Teide” y el más “retro” escogido para los compromisos continentales de la Basketball Champions League.