Candelaria

Vigilancia especial para las cuatro rutas a Candelaria y en el casco

La mayor afluencia de peregrinos hacia la Villa Mariana se producirá por la carretera general; de los caminos rurales, el de la cumbre será el más transitado, con más de 4.000 personas

Se espera que más de 100.000 personas lleguen entre hoy y mañana a la Villa de Candelaria, donde ya se respira un ambiente festivo. Fran Pallero
Se espera que más de 100.000 personas lleguen entre hoy y mañana a la Villa de Candelaria, donde ya se respira un ambiente festivo. Fran Pallero

Garantizar la seguridad de los peregrinos en las rutas, tanto por el monte como por la carretera general, así como en el casco urbano de Candelaria, donde se concentrarán más de 100.000 personas entre hoy y mañana, es el principal objetivo de los casi 500 efectivos, entre cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, personal sanitario, bomberos y voluntarios, que integran el operativo que velará para que las fiestas en honor a la Patrona de Canarias transcurran con normalidad.

El despliegue para reducir al mínimo los riesgos y prever posibles situaciones de emergencia abarcará los cuatro caminos tradicionales por los que se espera el gran flujo de peregrinos: el camino viejo de Candelaria, que conecta el municipio con La Laguna a través de El Rosario; la carretera general del Sur (TF-28); el sendero de la cumbre, que atraviesa los municipios de Santa Úrsula, Güímar y Arafo, y el camino de Las Candelas, que transcurre paralelo a la autopista para las personas que accedan a la Villa Mariana desde el Sur.

De todos ellos, el sendero de monte en donde se espera mayor afluencia de fieles es el camino de la cumbre, con una cifra estimada de 4.000 personas, según explicó Pedro Valladares, jefe del servicio técnico de Seguridad y Protección Civil del Cabildo, que indicó que el mirador de la Crucita, en Arafo, es uno de los puntos que congrega año tras año más peregrinos, mientras que en la ruta de la conocida como carretera vieja se esperan “decenas de miles de personas”.

gran despliegue

El dispositivo de seguridad, coordinado por el Cabildo, está integrado por una decena de ayuntamientos, Consorcio de Bomberos, Cruz Roja, Protección Civil, Ayuda en Emergencias Anaga y los cuerpos de las policías locales, canaria, nacional y Guardia Civil. En este último caso, el Instituto Armado ha confirmado que desplegará más de un centenar de agentes en tareas de seguridad ciudadana, entre ellos especialistas en búsqueda y desactivación de explosivos, patrullas rurales y motorizadas del Servicio de Protección de la Naturaleza, expertos en rescate e intervención en montaña, además de la movilización de la unidad de helicópteros y del servicio marítimo.

Las brigadas forestales contarán con una destacada presencia en labores de vigilancia y prevención de incendios, en las medianías de Acentejo, los valles de Güímar y La Orotava, en las cumbres de este último municipio, las carreteras dorsal y de los Loros y El Rosario. Además, los efectivos terrestres contarán con el apoyo de un helicóptero en las horas centrales, las de mayor riesgo en zonas forestales, para detectar cualquier situación de peligro.

En Candelaria, un centro médico móvil situado junto al Ayuntamiento y atendido por Cruz Roja y profesionales del Servicio Canario de la Salud se ocupará de las incidencias en la zona del casco. El servicio de transporte público de guaguas se reforzará con 25.000 plazas más, sobre todo en la ruta Santa Cruz-Candelaria y algunas líneas desde La Laguna, Güímar y Costa Adeje hacia la Villa Mariana.

A la presentación del operativo asistieron el consejero insular de Carreteras y Movilidad, Enrique Arriaga; la consejera de Gestión del Medio Natural y Seguridad, Isabel García; la alcaldesa de Candelaria, María Concepción Brito, y el jefe del Servicio Técnico de Seguridad y Protección Civil, Pedro Valladares.