arico

Coto al peligro medioambiental: adiós a ocho mil toneladas de neumáticos en Arico

En noviembre comenzarán los trabajos de un gestor para lavar, cortar y eliminar las gomas que llevan depositadas y algunas enterradas en el Complejo Medioambiental desde hace más de diecisiete años

En apenas cinco años, de 2001 a 2006 -cuando un Decreto Ley obligaba a una tasa de reposición- el Complejo Medioambiental de Arico, antes PIRS, albergó en su seno nada menos que ocho mil toneladas de neumáticos, con el peligro medioambiental que eso suponía para el entorno. Hoy, esos neumáticos pasarán a mejor vida, después de muchos años, el Cabildo de Tenerife ha dispuesto su eliminación que comenzará a ejecutarse en breve.

Fue justamente el incendio de un cementerio ilegal de neumáticos en Seseña (Toledo) en 2016, donde ardieron 90.000 toneladas de caucho en un solar de cien hectáreas, cuando se levantó la voz de alarma en la sociedad tinerfeña y en algunos partidos de la oposición, como Sí se puede (hoy, Sebastián Martín, como Primero Arico está en Gobierno local con el PSOE) quienes exigieron entonces la eliminación o traslado urgente de los neumáticos de Arico.

A partir de entonces, José Antonio Valbuena, consejero insular de Medio Ambiente, cuando habló por primera vez de la eliminación de los neumáticos de Arico, pero han tenido que pasar tres años para que finalmente el proyecto haya sido licitado y finalmente se haya determinado fecha y forma para acabar con un evidente peligro medioambiental de primer orden para la Isla y en concreto para el municipio de Arico, que ya de por sí sufre el Complejo Medioambiental y la implantación, en algunos casos incontrolados, de los aerogeneradores, dentro de un municipio que está en pleno proceso de poner orden a su desordenado ordenamiento territorial, urbanístico o rústico.

Hace tres semanas, a través del área de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, el Cabildo anunció de manera oficial que retirará antes de seis meses las 7.826,38 toneladas de neumáticos fuera de uso que se han venido almacenando entre los años 2001 y 2006 en el Complejo Ambiental de Tenerife y que representaban un problema medioambiental histórico para la isla.

El nuevo responsable del área, Javier Rodríguez Medina presentó entonces la adjudicación del contrato de servicios para la retirada y posterior tratamiento de estos residuos acopiados en el recinto insular. “Para la Corporación, esta medida supone cumplir con el medio ambiente y dar solución a una problemática añeja, que lleva desarrollándose durante más de quince años”, aseguró.

Para el presidente del Cabildo, Pedro Martín, “las imágenes hablan por sí solas”, porque según calcula “ hay más de un millón de neumáticos acumulados, lo que podría llegar a suponer que, puestos en fila, darían dos vueltas al perímetro de Tenerife”.

Los trabajos para eliminar de forma responsable estos residuos se han adjudicado, a través de tramitación ordinaria y procedimiento abierto, a la empresa Gescaneus, SL. En esta línea, la adjudicación cuenta con un presupuesto de 2.117.114,05 euros y seis meses de plazo de ejecución a partir del día siguiente a la comprobación de los acopios de neumáticos.

En este contexto, el Cabildo de Tenerife ha abogado por el tratamiento de los neumáticos en desuso para evitar su incineración, una práctica que puede derivar en catástrofes medioambientales como la acaecida en Seseña. “Es un auténtico peligro”, recuerda Martín: “Si ocurriera algo similar, la combustión del material provocaría una nube de humo tremendamente tóxica”.

Con esta medida tomada por la junta de Gobierno del Cabildo se cumple con el compromiso adquirido por el PSOE en el anterior en la que el entonces consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, inició la vía para gestionar este tipo de deshechos acumulados en el Complejo Medioambiental de Arico.

Denuncia

El entonces concejal de Sí se Puede en Arico, Sebastián Martítín, a raíz del suceso de Seseña, denunció en mayo de 2016 ante la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (Apmun) la acumulación de neumáticos fuera de uso en el Complejo Ambiental de Tenerif e instó a abrir el expediente correspondiente y adoptar las medidas cautelares necesarias para garantizar la protección y seguridad de las personas.

Martín estimó que el depósito de neumáticos ocupa una superficie total de 79.491,81 metros cuadrados, organizadas en nueve áreas distintas.

“Se puede considerar como uno de los mayores vertidos de neumáticos de todo el Estado Español, ya que el de Seseña, tenía una superficie de 112.000 metros cuadrados”, apuntó el concejal.

Martín, hoy primer teniente alcalde de Arico en Gobierno con el PSOE, denunció entonces que no se aprecia que la instalación tenga el acceso restringido, que el suelo de la zona de almacenamiento, accesos y viales estén dotados de un sistema de recogida de aguas superficiales; además, algunas de las zonas de almacenamiento no están compartimentada en celdas o módulos independientes para evitar la propagación del fuego en caso de incendio.

Javier Rodríguez Medina

Javier Rodríguez Medina, anterior director insular de Seguridad, es ahora el consejero del Cabildo del área de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático (antes Medio Ambiente). Para él, “sacar adelante la licitación del gestor de los neumáticos de Arico es la continuidad del trabajo que hizo mi compañero José Antonio Valbuena” y explicó que la tardanza pudo deberse a lo complicado del proceso.

Rodríguez Medina explica que “el proceso se hará por partes”, pero que en seis meses no quedarán ningún residuo de caucho en la zona.

“Antes del 31 de diciembre se habrán sacado 3.500 toneladas, casi la mitad de los neumáticos que están depositados allí desde hace más de quince años”, algunos de ellos “enterrados o semienterrados”, por lo que “la empresa gestora tendrá que hacer dos plantas para realizar el trabajo, obras que ya han comenzado, en su fase previa de montar la instalación para realizar las labores de limpieza y corte”, señaló.

Una primera planta estará dedicada al lavado de las gomas y otra segunda, de hormigón, al cortado, porque “las cuchillas para cortar los neumáticos son muy delicadas y necesitan que este no tenga ningún rastro de tierra o piedras incrustadas”, indicó el consejero.

Javier Rodríguez recordó que la inversión de 2,1 millones de euros corresponderá al completo al Cabildo, porque se tratan de neumáticos depositados en el Complejo Medioambiental de Arico antes del Decreto Ley de ese año que impuso una tasa o complemento a la venta de neumáticos, por el cual cada vez que se retira uno viejo, el taller está obligado a recogerlo y llevarlo a un gestor autorizado para destruirlo o rehabilitarlo para utilizarlo, por ejemplo, como asfalto, como se hace en muchas carreteras, incluidas las tinerfeñas.

Por lo tanto, Javier Rodríguez Medina, confirma que Arico ni ningún otro lugar en la isla de Tenerife, gracias a esta Decreto Ley, podrá convertirse en un nuevo cementerio de gomas.

Olivia Delgado

La alcaldesa de Arico, Olivia Delgado, afirma que “la retirada de los neumáticos abandonados en el complejo medioambiental desde el año 2002 ha sido un compromiso de los socialistas ya que en el anterior mandato el consejero José Antonio Valbuena inició la tramitación del expediente para la retirada de estos residuos. Hace dos semanas se ha adjudicado este contrato de servicios para retirarlos, demostrando así un firme compromiso con el municipio de Arico y con el medio ambiente del presidente Pedro Martín”.

TE RECOMENDAMOS