medio ambiente

El Cabildo de Tenerife declarará este mes el estado de emergencia climática

El consejero de Desarrollo Sostenible, Javier Rodríguez, cree que la medida mejorará la postura de la institución con el medio ambiente y agilizará la tramitación de proyectos respetuosos con el entorno
Javier Rodríguez considera “fundamental” la educación medioambiental, que potenciará desde su área. DA
Javier Rodríguez considera “fundamental” la educación medioambiental, que potenciará desde su área. DA
Javier Rodríguez considera “fundamental” la educación medioambiental, que potenciará desde su área. DA

El consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, adelantó ayer a DIARIO DE AVISOS que el Cabildo tinerfeño está inmerso en la elaboración de la declaración de emergencia climática, que tienen prevista anunciar a lo largo de este mes de septiembre.

La declaración de emergencia climática permitirá a la Corporación insular “posicionar a la administración pública en una posición favorable al medio ambiente, supondrá un paso en la lucha contra el cambio climático”, resaltó Rodríguez.

Asimismo, el consejero avanzó que la intención es seguir el ejemplo de la reciente declaración de emergencia climática del Gobierno de Canarias, realizada el pasado viernes, “que se trata de un decreto que establece un marco normativo que agiliza determinados procesos, por lo que hacer proyectos por el clima será más simple”.

Rodríguez considera que, aunque la declaración de emergencia climática está estrechamente ligada a su área de gestión, también repercutirá positivamente en otros ámbitos “como la movilidad, el turismo o la agricultura”.

El Cabildo insular ampliará de esta forma su compromiso con el medio ambiente, tras su adhesión en 2013 al Pacto de los Alcaldes, un acuerdo por el que instituciones de todo el mundo buscan convertir su entorno en territorios libres de carbono, potenciar la energía sostenible, y elaborar un plan de acción para el clima, entre otras medidas.

Área reforzada

Javier Rodríguez gestiona el Área de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, una consejería reforzada en la que aglutina el Consejo Insular de Aguas, la gestión de residuos, la sostenibilidad y la educación medioambiental. “La educación es fundamental e implica promover un cambio de conciencia en la sociedad”, señala Rodríguez. El desperdicio de agua es, según Rodríguez, una de las principales preocupaciones de esta consejería. “En los próximos meses se trabajará intensamente para conseguir una gestión más eficaz de las redes de establecimiento urbano”, anunció.

Las acciones a tomar en este sentido buscarán evitar que las roturas y la antigüedad de algunas tuberías provoquen fugas de agua, que “en algunos municipios conllevan el desperdicio del 50% de aguas blancas”, asevera.

Una nueva política

Tanto El Gobierno de Canarias como el Cabildo tinerfeño estrenan áreas específicas para afrontar el reto de la emergencia climática. En el caso del Ejecutivo regional, se creó la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, gestionada por José Antonio Valbuena, mientras que en el Cabildo insular se reforzó la Consejería de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, a cargo de Javier Rodríguez.

Las dos consejerías caminan ahora en la misma línea apoyando sendas declaraciones de emergencia climática y buscando nuevas políticas que supongan un cambio de modelo. En el Gobierno regional, José Antonio Valbuena anunció el pasado domingo a este periódico que cerrarán las puertas a las incineradoras en el Plan Insular de Residuos (Pircan). La decisión libera a Canarias de un método de eliminación de residuos altamente contaminante.

La declaración del estado de emergencia climática del Gobierno regional servirá además, para agilizar la tramitación y aprobación de una Ley Canaria de Cambio Climático. La futura norma buscará avances como la consecución del pleno autoconsumo eléctrico, la implementación de mecanismos de absorción de carbono o la reducción de la demanda de energía hasta valores sostenibles.

Canarias es actualmente la tercera comunidad autónoma en declarar el estado de emergencia climática y aglutina el mayor número de municipios adheridos a esta iniciativa.

TE PUEDE INTERESAR