medio ambiente

Gran Canaria será declarada zona afectada por emergencias

"Los incendios forestales son un desastre allá donde se produzcan y como se produzcan, y la obligación de las administraciones públicas es intentar evitarlos y, en su caso, extinguirlos de todas las formas posibles", ha señalado Planas
Gran Canaria aún sigue luchando contra un fuego que, aunque ya controlado, sigue activo. DA

Por Diario de Avisos /EP

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, anunció ayer que el Consejo de Ministros aprobará hoy o el próximo viernes la declaración de Gran Canaria como zona especialmente afectada por una emergencia de Protección Civil, lo que permitirá iniciar la tramitación de fondos para reparar los daños provocados por el gran incendio forestal que calcinó más de 10.000 hectáreas.

Gran Canaria podrá recibir el millón de euros anunciado por el Ejecutivo para la restauración hidrológico-forestal del territorio afectado a nivel primario y evitar la erosión provocada por el incendio que comenzó en Valleseco en agosto y que se ha convertido en el peor de los últimos años en España.

Además, Planas ha insistido en la importancia de mejorar y aumentar la prevención con medidas de mejora de la política forestal y de desarrollo rural, con ideas como recuperar actividades tradicionales como el pastoreo. A su juicio, el dispositivo de extinción español es “adecuado” y “eficaz”, a pesar de que el Parlamento canario ha reclamado esta semana que haya una base estable de helicópteros kamov en las islas.

Durante su intervención, que ha calificado bromeando como un “acontecimiento histórico”, ya que ningún otro ministro de Agricultura en funciones había comparecido en democracia ante la Comisión del Congreso de los Diputados, Planas ha admitido estar “obsesionado” con el hecho de que más del 90% de los incendios esté provocado por el ser humano, por accidente, negligencia o mala intención.

El ministro ha agradecido también el trabajo de todo el dispositivo que combatió el fuego en Canarias, al tiempo que se ha comprometido a mejorar “antes de que acabe este año” las condiciones de estabilidad laboral, seguridad e higiene de los brigadistas contra incendios forestales que dependen del Estado. También ha recordado a los municipios su obligación legal de contar con planes de gestión frente a los incendios forestales.

“Los incendios forestales son un desastre allá donde se produzcan y como se produzcan, y la obligación de las administraciones públicas es intentar evitarlos y, en su caso, extinguirlos de todas las formas posibles”, ha señalado Planas, que ha celebrado, “cruzando los dedos”, que este año no haya habido que lamentar “de momento” vidas humanas con motivo de los incendios registrados.

TE PUEDE INTERESAR