BALONCESTO

El Iberostar Tenerife logra su segundo triunfo europeo ante el Mornar Bar (74-81)

Los aurinegros sufren y ganan en Montenegro

Primer cuarto

Mornar Bar e Iberostar Tenerife han protagonizado un buen primer cuarto, en el que los ataques se han impuesto a las defensas. Jacob Pullen y Mirza Begic lideran a los de casa, el americano, con sus puntos; el esloveno, intimidando. Pese a todo, al final del primer cuarto se llega con 20-24. Los canaristas son superiores.

Segundo cuarto

El entrenador local tuvo que parar el partido muy pronto, después de un parcial de 0-6 (20-30), que amenazaba con hacer despegar a los insulares en el marcador. El tiempo muerto surtió efecto, pues los insulares se atascaron en la parcela ofensiva (25-30), lo que obligo, ahora, que Vidorreta, fuera el que parara el compromiso. La amenaza de los locales continuó (27-30), porque habían ganado en confianza gracias a un parcial de 11-3 para el 31-33. La remontada llegaría con el 41-39 a falta de menos de un minuto para el descanso, era el mejor ejemplo de que los montenegrinos superaban, al menos en energía, a su rival. AL descanso se llega con 43-40.

Tercer cuarto

Una buena bandeja de Lundberg empataba el marcador tras muchos minutos a remolque (51-51). Habían transcurrido casi cinco minutos desde el descanso y, poco a poco, los de Vidorreta recuperaban sensaciones, aunque a marchas forzadas. La zona 2-3 de los locales, que presionaban mucho, funcionaba, y, mientras, un veterano como Damir Markota, con un triple, volvía a poner en ventaja a los suyos 60-55. Marcelinho Huertas asumió responsabilidades, logró empatar a 60 las cosas con solo un cuarto por jugarse y, sobre todo, dejando la sensación de que los balcánicos han perdido una buena oportunidad para tomar distancia.

Último cuarto

La defensa canarista se hizo notar en los primeros minutos del último cuarto. Los insulares apretaban en las líneas de pase, impedían que los jugadores del Mornar Bar estuvieran cómodos y consiguieron una renta de cinco tantos (65-70) lograda con mucho trabajo. Las dudas caían ahora del lado montenegrino, que tenían que buscar el aro rival más de manera individual que colectiva. Álex Suárez se sumó a la fiesta con un triplazo en un momento clave (67-73). Con 68-75 en el marcador y tres minutos por jugarse pudo ‘matar’ el partido el Canarias, pero una falta en ataque dio la opción al Mornar Bar para atacar el aro canario. Tras el fallo de los locales, Shermadini no perdonó, logrando una nueva canasta que, prácticamente, certificaba el triunfo de los de Vidorreta (68-77). Una tímida reacción local (74-79) fue aplacada por Santi Yusta con un 2+1 (74-81).