la laguna

La Laguna ayer volvía a oler a madera de tea quemada

El presidente Torres advierte de que habrá “consecuencias” si la causa del incendio fue una “negligencia”. Laguneros, tinerfeños y canarios, apenados por la catástrofe
INCENDIO ATENEO LA LAGUNA
INCENDIO ATENEO LA LAGUNA
Una imagen del incendio que afectó ayer al emblemático Ateneo de La Laguna. Fran Pallero

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, fue ayer categórico al decir que espera que haya “consecuencias” si la investigación acaba concluyendo que el incendio del Ateneo es causa de una “negligencia”.

La noticia corrió como el fuego, con la avidez cáustica que fruto de su inagotable rebeldía le lleva a trepar sobre la obra humana. En el aire se percibía desde lejos la crueldad ya repetida que esparce el olor a madera de tea quemada. La columna de humo blanco trataba de ahogar la ceniza y aplacar la vorágine que dio paso al estruendo del derrumbe. El centenario templo de la razón y el diálogo, la casa que acoge el ejercicio libre de la cultura, daba el alarido de dolor y todos, sin fisuras, desobedecían distancias y no escatimaban muestras de preocupación, de respeto y de disgusto contenido.

La nueva directiva del Ateneo, que desde enero preside Claudio Marrero, licenciado en Bellas Artes, especialidad de Escultura, y Máster en Conservación del Patrimonio Edificado, enmudecía. Su teléfono quedaba bloqueado ante la ingente cantidad de llamadas que sólo en algunos casos podían recibir respuesta. Igual sucedía al resto de sus compañeros de la Junta de Gobierno en las diferentes secciones de Audiovisuales, Música, Humanidades y Ciencias y Arte. Sólo Literatura y Teatro señala en su Twitter: “Que una entidad centenaria como la nuestra sufra algo así es una catástrofe para la cultura en Canarias”.

Lourdes Bonnet, anterior presidenta de la institución, recibía la noticia en el barco que le llevaba a Gran Canaria. Su voz, entrecortada por el dolor, sólo le permitía pensar “en el patrimonio, en el piano del salón de actos, en los archivos, en las obras de arte…”. El presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, se mostraba “triste y consternado. El Ateneo de La Laguna arde y con él un lugar especial para el mundo de la libertad y la cultura en Canarias. Como lagunero y como canario es un día triste”, lamentó.

Mientras, el exalcalde de la ciudad, José Alberto Díaz (CC), se comprometió a presentar “una moción de urgencia, con la voluntad que sea Institucional” para el pleno del jueves día 10 de octubre, “con el objetivo de establecer la partida necesaria para rehabilitar el Ateneo”. Por su parte, la diputada de CC Ana Oramas, que vivió como alcaldesa el incendio del Obispado, reconoció que “hemos revivido con el incendio del Ateneo el horror de lo que puede pasar a nuestro centro histórico” y mostró su “tristeza al ver las imágenes”, y mostró su solidaridad con todos los laguneros.

La alcaldesa de Santa Cruz, Patricia Hernández, también se solidarizó con lo ocurrido y afirmó: “Terribles noticias sobre un edificio importantísimo para el patrimonio, la cultura y la historia de Canarias”. Mientras, el regidor de Los Realejos, Manuel Domínguez (PP), deseó que “todas las instituciones estén a la altura para restaurar el inmueble”. El expresidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso (CC), afirmó que “se quema una parte importante de nuestras referencias culturales y sociales, de la Isla y de La Laguna. Semilla de pensamiento y de libertad”.

Por último, el director insular de Coordinación del Cabildo, Aarón Afonso (PSOE) abogó por “trabajar juntos en su recuperación” tras mostrar su tristeza con lo acontecido en la “referencia cultural e intelectual de La Laguna, Tenerife y Canarias”.

LOS BOMBEROS IMPIDIERON UNA CATÁSTROFE DE MAYOR MAGNITUD

Vecinos y visitantes fueron los primeros en dar la alarma. “Olimos a quemado y comenzaba a salir un poco de humo. Fue reconfortante la rápida llegada de los bomberos. Afortunadamente su eficacia impidió una catástrofe de mayor magnitud”, afirmó Eliseo Izquierdo. Al parecer, el fuego pudo originarse en los trabajos de colocación de una tela asfáltica.

TE PUEDE INTERESAR