santa cruz

Puesta a punto de las esculturas de Santa Cruz para atraer turismo cultural

El área de Matilde Zambudio prepara un concurso para que el mantenimiento dependa de una sola empresa
El Guerrero de Goslar, de Henry Moore, es una de las piezas que formó parte de la I Exposición de Esculturas en la Calle y que el artista cedió a la ciudad / Foto: Sergio Méndez
El Guerrero de Goslar, de Henry Moore, es una de las piezas que formó parte de la I Exposición de Esculturas en la Calle y que el artista cedió a la ciudad / Foto: Sergio Méndez
El Guerrero de Goslar, de Henry Moore, es una de las piezas que formó parte de la I Exposición de Esculturas en la Calle y que el artista cedió a la ciudad / Foto: Sergio Méndez

Uno de los principales valores culturales con los que cuenta el municipio de Santa Cruz es la exposición en sus calles de esculturas de autores reconocidos mundialmente. La Exposición Internacional de Escultura en la Calle celebrada en 1973 fue el gran hito que permitió colocar a la ciudad entre las capitales europeas de la cultura. En 1994 se celebró una segunda edición que añadió nuevas piezas de gran valor. En total, una treintena de obras hacen de las calles de la capital una suerte de museo al aire libre.

Sin embargo, su conservación se ha visto seriamente comprometida en los últimos años, no solo por el vandalismo, sino también por los complejos procesos de mantenimiento que no facilitaban su puesta a punto de manera periódica. Por eso, tal y como avanza la primera teniente de alcaldesa y concejal de Cultura, Matilde Zambudio, uno de las principales acciones que va a desarrollar este área es la puesta en valor de estas esculturas. “Lo primero que estamos haciendo es rehabilitar las obras, colocar placas y códigos QR para que sean fácilmente identificables”, explica Zambudio. Añade que, “hoy por hoy, solo hace falta dar un paseo por Santa Cruz para ver cómo tenemos las esculturas de la ciudad, sucias, sin placas unas, llenas de grafittis otras….”.

Para solventar esta situación, avanza la edil, “vamos a sacar un contrato de mantenimiento para que el cuidado de estas obras de arte se haga de manera continuada por parte de una sola empresa, y así evitar tener que hacer un estudio cada vez que haya que someterlas a cuidados como hemos hecho ahora”. Reconoce que el estado de las obras se ha abordado en la Comisión de Esculturas en la que, “hemos visto que no hay una que se salve de limpieza o arreglos varios”. “De lo que se trata -continuó- es de hacer un primer esfuerzo para poner las cosas al día porque hay una primera parte del sector turístico que no se ha explotado que es el cultural. Tenemos obras maravillosas a pie de calle. Somos la segunda ciudad de España con más esculturas de mayor valor en calle y nunca se ha contemplado como un atractivo turístico. Hay un perfil de turista que es el turismo cultural que no ha sido explotado y además que no está justificado porque tenemos un patrimonio importante que poner en valor”.

La rehabilitación de las primeras esculturas ya ha empezado. “Dos las vamos a restaurar desde el área de Cultura, y Servicios Públicos también se va a hacer cargo de la rehabilitación de otros tres esculturas”, explicó Zambudio. Además, la Comisión de Esculturas está trabajando en los informes para ver qué falta y qué necesitan para que lo que queda de este año “ponernos al día y ya el año que viene poder hablar de turismo cultural de rutas escultóricas”, detalló la edil.

Las calles de Santa Cruz atesoran obras de artistas tan reconocidos como Henry Moore (El Guerrero de Goslar), Joan Miró (Femme Bouteille), Óscar Domínguez (Monumento al gato), Eduardo Paolozzi (Homenaje a Gaudí) o Josep María Subirachs (Introversión). Una tercera exposición es algo que, admite Zambudio, se ha hablado con la Comisión, pero su organización es una cuestión muy complicada y habría que valorar si el esfuerzo alcanzaría los estándares de calidad que se alcanzaron con la primera.

TE PUEDE INTERESAR