BALONCESTO

El Iberostar, líder en solitario de su grupo de Champions tras ganar al Nymburk (68-78)

Los aurinegros logran un trabajo triunfo

El Iberostar Tenerife cede en su primer test de la pretemporada. Iberostar Tenerife
El Iberostar Tenerife cede en su primer test de la pretemporada. Iberostar Tenerife

Primer cuarto

Ambos equipos salieron decididos a imponer su estilo de juego, algo que reforzó a los locales gracias a un primer parcial de 5-0 roto por Atkins. Entró entonces el duelo en una fase de suma igualdad en la que las defensas no se mostraban del todo efectivas, acabando estos diez primeros minutos con 17-19 en el marcador.

Segundo cuarto

Esa misma igualdad protagonizó la segunda manga del compromiso. La mejor prueba de ello es que, al descanso, con el que se llega con 32-35 en el marcador, ningún jugador ha anotado más de seis tantos. El terrible 7% de acierto en el triple, solo uno anotado de 13 intentos, lastra al Canarias.

Tercer cuarto

Un parcial de 2-7 (34-42) pareció dar alas al Canarias, intentando distanciarse en el marcador, entre otras cosas, gracias a que Konate enmendó, con un triple, la mala estadística de los suyos en esta faceta. Una canasta a la contra, para un parcial de 5-11 y el 37-46 que obligó al banquillo local a pedir un tiempo muerto. Restaba algo más de cuatro minutos por jugarse y, justo en ese momento, llegaba la primera amenaza canarista para poner tierra de por medio. Los insulares comenzaron entonces a manejarse en distancias de ocho y nueve puntos, pero a Vidorreta no le acababa de gustar lo que veía, y no le faltaba razón. Los checos aprovecharon para acercarse a cuatro puntos (47-51) a falta de poco más de un minuto para el final del tercer cuarto. Cuando la defensa canarista apretó, lo que le pedía el técnico, dos buenas acciones de Lundberg ayudaron para que, con solo diez minutos por disputarse, las cosas se quedaran en 47-53.

Último cuarto

El Nymburk logró mantenerse en partido y cerca de su oponente en el marcador (57-61). En un partido malo en lo que a calidad respecta, los pequeños detalles podían acabar por decidir y uno de esos detalles era la calidad de jugadores como Georgi Shermadini. El pívot logró una primera canasta (57-64) para luego machacar el aro rival (57-66) obligando, otra vez, a pedir tiempo muerto checo con más de cuatro minutos para la conclusión. A partir de ese momento el Nymburk se vino abajo, porque un parcial de 3-17 acabó por decidir para el Canarias (58-73), que fue, poco a poco, madurando una nueva victoria que lo deja como líder en solitario de su grupo (68-78).