baloncesto

El Iberostar Tenerife arrolla al Mornar Bar para seguir líder en Europa (91-61)

Los de Vidorreta dominan de principio a su rival

Los aurinegros regresan al torneo continental tratando de amarrar el liderato de su grupo.

Primer cuarto

No se guardó nada de inicio Txus Vidorreta, alienando de inicio a su quinteto habitual, con Dani Díez jugando de cuatro, lo que le permitió lograr un primer parcial de 10-0 en solo un minuto y cuarenta segundos de encuentro. La ofensiva local era incontenible para la defensa visitante. Sin demasiados alardes, pero con 71% de acierto en el triple y con Marcelinho, al que su seleccionador, Asa Petrovic miraba desde la grada, inspirado, el Canarias se marchó en esta primera manga hasta el 33-16 del final. Los de Vidorreta hacían un encuentro casi perfecto, mientras que los montenegrinos se agarraban solo al gigante Mirza Begic (33-16).

Segundo cuarto

Vidorreta paró el encuentro con un tiempo muerto cuando solo se habían jugado dos minutos del segundo cuarto. Sin poder anotar en ese espacio de tiempo, el Mornar Bar se había acercado a 13 tantos (33-20), pero el toque del entrenador vasco no iba por su rival, sino por sus jugadores, no querían que perdieran un ápice de intensidad. El parón surtió efecto, porque ya con los jugadores de rotación en pista, los insulares lograron un parcial de 9-2 (42-22) evidenciando su gran superioridad respecto a un oponente que, al menos en estos minutos, distaba demasiado del de la primera vuelta. La máxima diferencia llegó con dos tiros libres de Shermadini (52-25). El Mornar Bar era un juguete en manos del Iberostar Tenerife. Al descanso se llegó con 54-30.

Tercer cuarto

Pese a que los montenegrinos trataron de no venirse abajo tras el paso por los vestuarios, lo cierto es que la superioridad local era aplastante. Es impresionante ver como jugadores como Shermadini logran competir al máximo nivel independientemente del rival con el que se encuentre o en qué competición se encuentran inmerso. El georgiano es un líder, no solo por lo que aporta en cuanto a cifras, sino en lo que tiene que ver con la actitud. El único dato negativo era que, en esta tercera manga, el Mornar Bar logró imponerse (18-20) para el 72-50. El partido estaba controlado. Solo quedaba esperar a que ningún jugador del Canarias se lesionara para poder pensar en el derbi.

Último cuarto

Los últimos diez minutos fueron casi de trámite. Ellos entregaron la cuchara en cierta medida, mientras el Canarias continuó a lo suyo, presionando, defendiendo y atacando. El 91-61 final fue justo, pues el Iberostar Tenerife ha dominado en todo momento a su oponente.

TE PUEDE INTERESAR