fÚtbol

Una goleada cuando más hacía falta (4-2)

Los goles de Jorge Padilla y de Suso le valen al Tenerife para ir ganando al Albacete tras jugarse la primera parte
CD TENERIFE-ALBACETE BALOMPIÉ. | FOTO: Sergio Méndez

El equipo blanquiazul dio ese paso adelante que se esperaba logrando una justa y merecida goleada frente al Albacete. Los goles de Jorge, Suso, Dani Gómez y Álex Muñoz sirvieron para que el Tenerife logre la primera victoria de la etapa de Rubén Baraja y, de paso, salir de los puestos de descenso.

Sorprendió, y mucho, Rubén Baraja colocando de entrada a Jorge Padilla y Elliot, dos canteranos que han llegado al primer equipo y quedarse. Es cierto que el entrenador blanquiazul tenía numerosas bajas, especialmente en el ataque, pero su apuesta arriesgada merece un reconocimiento.

Y el premio a su osadía no tardó en llegar. Tras un buen arranque de partido, con un Tenerife muy serio, los locales tomaron ventaja en el marcador gracias a la intención de Dani Gómez y de Jorge de ir a por un rechace. La acción comenzó con un disparo de Elliot que saca Tomeu. Dani Gómez recoge el rechace y le sirve el gol al canterano, que puso el pie para marcar su primer gol con la camiseta del primer equipo blanquiazul. Pero esto no fue todo. El Tenerife llegó a acumular siete tiros, tres de ellos a puerta, y cinco saques de esquina en un cuarto de hora. Tras este ciclón, el Tenerife se apaciguó y camino de la media hora, el partido ya estaba igualado.

En el minuto 38, una recuperación de Milla culminó con un disparo, algo flojo, de Jorge. Tomeu desvió a córner. Fue la penúltima ocasión del partido. La última fue la que significó el 2-0 en el marcador. Ya se había levantado el cartel de la prolongación cuando una recuperación en la línea de creación, derivó en un pase largo de Dani a Suso. El capitán cabalgó con ganas hasta la portería de Tomeu, a quien batió con un disparo imparable para el meta del Albacete. Gol de esos que llaman psicológicos y con el que el Tenerife se iba lleno de moral al vestuario.

El segundo acto no pudo empezar de mejor manera. Una recuperación de Suso en el lateral derecho permitió al capitán iniciar un contragolpe por la banda que ningún jugador del Albacete pudo frenar. Eso le permitió al jugador de Taco llegar hasta la línea de fondo con el tiempo suficiente de levantar la cabeza y ver a Dani Gómez en el segundo palo. Allí fue la pelota y el delantero cedido por el Real Madrid solo tuvo que empujarla para marcar el 3-0.

El Albacete respondió con un disparo de Dani Ojeda que repelió el palo de la portería defendida por Dani Hernández. Fue un aviso porque el cuadro manchego acortaría distancias en el minuto 67, tras un saque de esquina que remató de cabeza sin oposición Rey Manaj, quien había entrado al campo poco antes. Pero eso no fue todo. Las alarmas se encendieron en el Heliodoro cuando el Albacete marcó el segundo gol de la tarde por mediación de Dani Ojeda en el minuto 71. Los visitantes se habían metido definitivamente en el partido y amenazaban con empatar un choque que parecía totalmente controlado

Baraja reaccionó de inmediato y realizó dos cambios consecutivos. Primero quitó del campo a Jorge Padilla y metió en el campo a Undabarrena. Ahí pasó el Tenerife a jugar con un 4-1-4-1, abandonando el clásico 4-4-2 con el que estaba jugando. Luego entró al terreno de juego Moore, retirándose el idolatrado capitán Suso. El norteamericano se ubicó en el extremo diestro.

Los cambios volvieron a equilibrar las fuerzas, pero el resultado prometía minutos de sufrimiento. Lo evitó el golazo de Álex Muñoz en el minuto 82. El lateral llevaba ya unas cuantas internadas por el carril zurdo y en una de ellas se atrevió a disparar muy lejos de la portería de Tomeu. El balón picó la hierba antes de colarse por el primer palo de la meta manchega, completando así el 4-2 en el marcador.

En los minutos que restaron para la conclusión del encuentro, el Tenerife dispuso de algún disparo más, mientras que el Albacete no se acercó más con peligro a la meta del debutante Dani Hernández. De esta manera el Tenerife logró la primera victoria con Rubén Baraja en el banquillo y logra salir de los puestos de descenso.

TE RECOMENDAMOS