Isla Baja

Javier Rodríguez: “Hay que revertir la situación actual antes de la depuradora”

El consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, aclara que serán los técnicos quienes decidan cuál es la mejor alternativa para la comarca

El consejero Javier Rodríguez no tiene conocimiento, hasta el momento, de la alegación presentada por la plataforma Los Silos-Isla Baja. Sergio Méndez
El consejero Javier Rodríguez no tiene conocimiento, hasta el momento, de la alegación presentada por la plataforma Los Silos-Isla Baja. Sergio Méndez

Natural o basada en el sistema convencional por membranas. Esa no es la cuestión por el momento. Al menos para el consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, quien considera que antes de hablar del modelo de la futura depuradora comarcal ahora mismo hay otras cuestiones prioritarias y urgentes que resolver, como revertir la “nada deseada” situación actual del agua en Buenavista del Norte, Los Silos y Garachico, donde se debe realizar una actuación de urgencia “y cuando la situación esté “medianamente ordenada”, empezar a hablar de nuevas infraestructuras.

Rodríguez realiza estas afirmaciones tras la decisión adoptada el viernes por los alcaldes de los tres municipios de apoyar a la Plataforma Ciudadana Los Silos-Isla Baja, que defiende una depuración natural porque tiene más ventajas y es menos costosa y perjudicial para el entorno y pone como modelo a seguir la instalación de Masca.

No elude este debate pero cree que éste es a medio y largo plazo ya que mientras tanto hay otros problemas que resolver, como el hecho de que Buenavista y Los Silos “no están haciendo un tratamiento adecuado de sus aguas residuales”.

Incluso, recuerda que esta última localidad tiene una carta de emplazamiento por parte de la Unión Europea que data del año 2017 porque “está tratando sus aguas de una manera muy poco adecuada”.

Por el contrario, el consejero subraya que Garachico, sí ha hecho frente a esta situación y prueba de ello es que el Consejo Insular de Aguas ejecuta en la actualidad una obra importante por valor de 1,5 millones de euros para la construcción de una estación de tratamiento de aguas residuales.

Sin embargo, en los otros dos núcleos poblacionales “la red es muy precaria y alarmante, por eso resulta sorprendente que se hable de la futura depuradora cuando la situación actual está desordenada”, declara.

Rodríguez subraya que la Isla Baja es una de las comarcas con mayor presencia de agricultores y con un mayor uso del campo y pese a ello, “es uno de los puntos que peor rendimiento hidráulico tiene”.

Pérdidas mayores

En el caso concreto de Los Silos, por ejemplo, es del 45%. Eso quiere decir que hay unas pérdidas mayores al 55% y por eso “es paradigmático que con unos rendimientos de agua de abastecimiento tan bajos, no apueste de forma significativa por darle una segunda vida al agua”, opina.

El responsable insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático confirma que hasta el momento no tiene conocimiento de la alegación presentada por la citada plataforma ciudadana ni tampoco los criterios en los que se basa para descartar el modelo de depuradora comarcal propuesto en el Plan Hidrológico Insular. Un documento cuyo periodo para presentar propuestas finaliza el 27 de este mes.

No obstante, una vez que llegue será valorada por los técnicos del Ciatfe, “no por políticos”, aclara, y se hará un informe técnico “ya que el planeamiento hidráulico no puede ser una cuestión caprichosa dependiendo del político que en un determinado momento asuma las responsabilidades”, remarca.

La de Masca es un modelo válido para núcleos con pocos habitantes

Javier Rodríguez asegura que conoce las depuradoras de Masca, Los Carrizales y el albergue de Bolico, un modelo que la plataforma Los Silos-Isla Baja pone como ejemplo a seguir.

De acuerdo a la documentación técnica que maneja el Consejo Insular de Aguas de Tenerife y a las experiencias de otros territorios, el consejero sostiene que es una alternativa válida para núcleos poblacionales que están “muy por debajo” de los 15.000 habitantes que reúnen los tres municipios y por lo tanto, en estos momentos no es una alternativa para el Ciatfe.

Por otra parte, aclara que las competencias en materia de saneamiento son municipales y por lo tanto, el Ciatfe solo tiene anclaje jurídico para construir instalaciones supramunicipales. “Este organismo no puede entrar a hacer obras de carácter municipal, como pequeñas depuradoras porque nos encontraríamos con un reparo a ese expediente y con buen criterio”, apunta.