Isla Baja

Piden que la depuradora natural de Masca sea el modelo a seguir

La plataforma Los Silos-Isla Baja y los tres ayuntamientos consensúan una alegación para pedir que se reestructure el Plan Hidrológico Insular y se adapte a criterios ambientales

Depuradora de Masca, durante una visita organizada por la Plataforma Ciudadana Los Silos-Isla Baja para comprobar las ventajas de la depuración natural. DA
Depuradora de Masca, durante una visita organizada por la Plataforma Ciudadana Los Silos-Isla Baja para comprobar las ventajas de la depuración natural. DA

La depuradora de Masca es el modelo de depuración natural y sostenible que se persigue en la Isla Baja y que es aplicable a cualquier sitio. O al menos es el que defienden la Plataforma ciudadana Los Silos-Isla Baja -que agrupa a 102 miembros activos más los colaboradores- y los ayuntamientos de Buenavista del Norte, Los Silos y Garachico.

Todos ellos consensuaron el viernes en la Casa de la Piedra de este último municipio una alegación para pedir la reestructuración total del Plan Hidrológico Insular de Tenerife (PHIT), cuyo plazo para presentar propuestas finaliza el día 31 de este mes, que incluye la construcción de una estación de aguas residuales de carácter comarcal basada en el sistema convencional de membranas, y al que se oponen.

Este proyecto, que lleva varios años en trámite y que en principio se contemplaba instalar en el barrio buenavistero de Las Canteras, supondría, según se recoge en el documento de alegación “bombear e impulsar la casi totalidad de la producción insular hasta los puntos de tratamiento a través de una compleja red para aguas negras.

El sistema, además del alto coste energético mencionado, requiere una inversión de 14 millones de euros; “genera un alto riesgo de contaminación terrestre y marina al distribuir por todo el territorio cientos de quilómetros de conducción de aguas fecales; y contempla vertidos al mar, por medio de emisarios submarinos, de los rechazos salinos y ocasionalmente aguas sin tratar”, asegura la plataforma.

Por el contrario, la construcción de pequeñas estaciones en los tres municipios o la adaptación de las actualmente existentes para que sean medioambientalmente sostenibles, tiene un montón de ventajas, insiste el presidente del citado colectivo ciudadano, Roberto Hernández.

Además de ser más económicas, no contaminan, evitan los vertidos al mar, no requieren de un emisario, y abaratan la factura de la luz y el agua. Esta última incluso se podría reutilizar, como sucede con la instalada en el albergue de Bolico, que se emplea para el mismo recinto. Asimismo, la depuración natural cumple con todos los parámetros actuales que establece la Unión Europea (UE), la ONU y las nuevas exigencias medioambientales del Gobierno de España.

La propuesta para reestructurar el citado documento por parte del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (Ciatfe) se justifica en una serie de criterios. Entre ellos, que siempre que sea “técnicamente posible” se evitarán los bombeos de aguas negras, grises e industriales, y se diseñará y adaptará todo el sistema (tratamiento y reutilización) para su funcionamiento por gravedad. En caso imprescindible de bombeos para uso privado, solo se realizarán de aguas blancas o regeneradas y en cuanto a la depuración, se priorizará la sostenible atendiendo preferentemente a la eliminación de fitonutrientes, fósforo y nitrógeno, para disminuir gases de efecto invernadero y la producción de iodos.

También se incentiva la reutilización del agua depurada a la del agua regenerada para la limpieza de vías y aseo urbano, riego de jardines, mantenimiento de sistemas riparios de barrancos, uso contra incendios, para obras y agrícola, y recarga de acuíferos salinizados.

Por último, se establece que el coste de obras auxiliares como canalización y bombeos nunca podrá superar al coste de la planta depuradora (EDAR) y por último, que el citado plan “jamás deberá contemplar vertidos al mar de aguas procedentes de depuración ni de regeneración”.

La plataforma insiste en que la depuración natural “es la única que ofrece soluciones medioambientalmente sostenibles” ya que su mantenimiento es uno o varios jardineros para tener las plantas en forma adecuada y que puedan realizar su función de depuración”.

Hernández confirma que la Isla “puede ser puntero en esa tecnología” por eso no entiende el interés del Ciatfe de defender otra “que terminará siendo obsoleta” cuando las depuradoras del albergue de Bolico, Los Carrizales o Masca han dado resultados “que han sido avalados por los laboratorios de la Universidad de La Laguna”.

Información

La plataforma solicita a los vecinos que presenten la alegación de forma individual. De hecho, el pasado domingo realizaron una actividad en Garachico para dar información y facilitarles este trámite y harán lo mismo este sábado en Buenavista, durante la celebración del mercadillo que se organiza en la plaza y al día siguiente en Los Silos, en el marco de los festejos por San Antonio.

Tres alcaldes “a piñón”

Por encima de la política está el bien común. Con esa máxima, los alcaldes de Buenavista (Antonio González Fortes), Macarena Fuentes (Los Silos) y José Heriberto González (Garachico) están como “una piña” a la hora de defender la depuración natural en la comarca. Y no solo en este mandato, ya en el anterior -Garachico fue el último en sumarse- se oponían a la depuradora comarcal contemplada en el Plan Hidrológico de Tenerife. En Buenavista gobierna Sí se puede en pacto con CC, en Los Silos, este último partido junto con el PP y en la Villa y Puerto, también los nacionalistas. Los tres acordaron que ratificarán la alegación en Junta de Gobierno dado que el plazo se vence el 27 de enero y la celebración de los plenos están previstos el próximo mes. Los mandatarios asumieron el compromiso de solicitar una reunión con el consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, y a posteriori lo harán con su homologo en el Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena. En este último encuentro también participarán técnicos y representantes de la Plataforma n