Santa Cruz

Santa Cruz celebra los 198 años de su declaración como capital de Canarias

La Tertulia Amigos del 25 de Julio, junto al Ayuntamiento capitalino, honra la figura del político tinerfeño José Murphy y Meade, impulsor del título concedido por el rey Fernando VII en 1822

El acto se celebró en la plaza de San Francisco ante la escultura en honor a José Murphy. F. P.
El acto se celebró en la plaza de San Francisco ante la escultura en honor a José Murphy. F. P.

Santa Cruz celebró ayer el 198 aniversario de la declaración de la ciudad como capital de Canarias. Un sencillo acto sirvió para recordar la figura del padre político del municipio, José Murphy, impulsor del nombramiento de Santa Cruz como capital. El acto conmemorativo -organizado por el Ayuntamiento y la Tertulia Amigos del 25 de Julio- se celebró delante de la escultura que se levanta en honor de Murphy en la chicharrera plaza de San Francisco, muy cerca de la casa en la que nació el homenajeado. Una celebración la de ayer que sirve para el inicio de la preparación de los actos para conmemorar el citado título cuando se cumplan dos siglos de sus concesión, en 2022.

El cronista de la ciudad, José Manuel Ledesma, hizo una semblanza sobre el político que nació en 1774 y que falleció en México en 1841. Recordó Ledesma que Murphy, siendo Síndico Personero-concejal fue enviado a Madrid para procurar que la capitalidad recayera en Madrid. Una tarea que consiguió a pesar de no ser diputado en ese momento. El 27 de enero de 1822, Fernando VII promulgó el Real Decreto por el que se establecía la división del territorio español en 52 provincias, nombrando a Santa Cruz como capital de Canarias.

Tras Ledesma, la alcaldesa Patricia Hernández agradeció la presencia no solo de los miembros de la tertulia, sino también de un nutrido grupo de alumnos del capitalino colegio Montessori y, a continuación, invitó a todos los presentes a imaginar cómo sería si José Murphy regresara por unos instantes a la actual Santa Cruz: “Sin duda alguna quedaría maravillado por la transformación y el progreso que ha vivido nuestra capital en estos casi dos siglos de historia. Quizás le costaría inicialmente ubicarse, pero le agradaría enormemente saber que Santa Cruz de Tenerife ha consolidado durante todo este tiempo su condición de capital y que incluso es reconocida en diversos lugares como la capital del Atlántico”.

Hernández destacó que “muy probablemente don José reconocería de inmediato este entorno en el que nos encontramos, así como muchos otros que siguen guardando la esencia del antiguo Santa Cruz.

Espacios históricos que todos los chicharreros y chicharreras llevamos en el corazón, pero que necesitan más cuidado y cariño, no solo por parte de las administraciones que, por fin, le estamos dando el impulso necesario, sino también por parte de la ciudadanía, que debe reconocerlas y valorarlas”.

Por su parte, la presidenta de la Tertulia de Amigos 25 de Julio, Ana María Pérez, destacó el empeño de la ciudad y de los chicharreros y chicharreras por mantener viva la figura de este político de talla nacional e internacional y puso en valor la obra de arte que resulta en sí misma la escultura conmemorativa que se encuentra frente a la entrada del antiguo convento franciscano. Para finalizar el acto, se depositó una corona de flores al pie de la escultura de José Murphy.

El exilio, la amnistía y la muerte en el olvido mexicano

José Murphy fue uno de los 23 diputados que en 1823 votaron a favor de que se incapacitara al rey Fernando VII. Esta acción motivó que le fueran confiscados sus bienes y se le aplicara la pena de muerte a garrote, la cual eludió exiliándose a Londres y luego a México. En 1834 fue amnistiado y desempeñó funciones de Cónsul General de España, sin sueldo alguno. Falleció en 1841, sumido en la pobreza y lisiado de una pierna.