Sanidad

Los sindicatos aprueban los baremos de las oposiciones para el grupo A sanitario

La Mesa Sectorial avanza en el diálogo con el objetivo de garantizar la estabilidad laboral del personal del Servicio Canario de la Salud

Una imagen de la reunión celebrada ayer. DA
Una imagen de la reunión celebrada ayer. DA

La Mesa Sectorial de Sanidad, reunida con carácter extraordinario, aprobó ayer las bases y baremos de los procedimientos selectivos de diversas categorías del grupo A sanitario (subgrupos A1 y A2). De esta forma, tanto Sepca y Cesm, que habían aplazado su voto en la última reunión de la Mesa Sectorial a la espera de la respuesta de la Administración a los planteamientos que habían formulado, y tras la respuesta positiva de esta, dieron su aprobación a las bases planteadas, sumándose al sentido que ya habían expresado CC.OO. y UGT.

El Servicio Canario de la Salud (SCS) aceptó la modificación de la baremación de la experiencia en las categorías de Médicos de Admisión y Técnicos de Salud Pública, de acuerdo con la propuesta formulada de que se produjera un aumento, dentro de los méritos, de la importancia otorgada a la formación continuada de estos profesionales.

La directora del SCS, Blanca Méndez, hizo hincapié “en la importancia de preservar la seguridad jurídica de los procesos selectivos”, reafirmando la “imposibilidad de modificar la condición de centralizadas” de las mismas, dado que “está mandatado así por los Decretos en los que se basan y, de modificarse, podrían ser impugnadas”, algo que iría en contra del objetivo de “estabilizar al personal lo antes posible”.

El director general de Recursos Humanos, Francisco Artiles, incidió en que el artículo 30 de la Ley 55/2003, “limita las posibilidades de modificación de esas bases ya convocadas”. La reunión se desarrolló “con voluntad por alcanzar consensos” en beneficio de la estabilidad laboral de los trabajadores, señaló la Consejería.

En otro punto del orden del día se informó sobre la situación actual y las medidas tomadas a cabo en el caso del coronavirus, detallando el protocolo ejecutado y resolviendo las dudas de los representantes sindicales sobre la actuación desarrollada, la dotación de medios para los profesionales y recibiendo aportaciones como la sugerencia de realizar una formación continua.