adeje

Vuelven a proliferar chabolas y casetas en el entorno de La Caleta

El movimiento ecologista #pasasinhuella denuncia el deterioro que sufre ese litoral de Adeje con la presencia de nuevos asentamientos, entre restos de enseres y basura

No es la primera vez ni desgraciadamente va a ser la última. El movimiento #pasasinhuella, de la Fundación Telesforo Bravo Juan Coello, ha vuelto a denunciar las acampadas ilegales en la costa de Adeje y más concretamente en el entorno de La Caleta.

“Cansados de denunciar ante las administraciones correspondientes, solo recibimos de ellas demora, por lo que seguimos nuestra campaña en redes sociales y prensa para denunciar el deterioro que sufre nuestro entorno natural”, señalan en un vídeo grabado con un dron donde se aprecia la presencia en todo el litoral de casetas, chabolas, enseres y basura, así como caminos y amontonamiento de piedras justo al lado del mar.

“La ocupación de la costa en las islas está afectando no sólo al paisaje sino a unos ecosistemas que, aunque no se aprecien a simple vista, sufren por culpa de esta dejación administrativa. No es algo reciente, pero actualmente está desbordando todos nuestros litorales y nadie pone coto a estas prácticas” nos traslada Félix de la Rosa, un reconocido activista medioambiental, que invita a la ciudadanía a denunciar el incivismo que se da en nuestros parajes naturales.

Parajes naturales como el denominado Sitio de interés científico de La Caleta de Adeje en casi todo el dominio público costero del Sur de Tenerife.

En las imágenes y el vídeo que la Fundación denomina Pasa sin huella se demuestra claramente el enorme deterioro en que se encuentran esos lugares ante la pasividad de las autoridades encargadas de velar por su conservación.”Nuestro patrimonio común, nuestros bienes más preciados arrasados, sin que se haga nada por evitarlo”, denuncian, recordando que “cuando no se autoriza la construcción de hoteles se permite una ocupación ilegal que destruye el entorno”.

En La Caleta y la playa Diego Hernández han sido frecuentes las actuaciones del Seprona, con la colaboración del Ayuntamiento de Adeje, para “limpiar” la zona, pero es evidente que falta control, porque pocos días después de destruirse los asentamientos estos vuelven a rebrotar, como de hecho está pasando en estos días, utilizando hasta las plataformas de pequeños acantilados para montar comunas de residentes que además utilizan callaos y piedras para pintarlas y sacar un rendimiento lucrativo, sin obviar los restos de todo tipo de basura que se observa en el entorno, donde cuelga un letrero de Sitio de interés científico al que pocos hacen caso.

TE RECOMENDAMOS