santa cruz

Más de 80 ‘pelados solidarios’ que ayudan a llegar a fin de mes

La Asociación de Vecinos de Azorín, junto con las Academia Nuevo Stylo, acogió ayer el segundo corte de pelo con caracter benéfico destinado tanto para las personas sin hogar como para las que disponen de pocos recursos y que no pueden pagar los 10 euros del servicio
La sede de la Asociación de Vecinos de Azorín se convirtió, ayer, en una improvisada peluquería en la que 81 personas pudieron beneficiarse del corte de pelo solidario. F. Pallero
La sede de la Asociación de Vecinos de Azorín se convirtió, ayer, en una improvisada peluquería en la que 81 personas pudieron beneficiarse del corte de pelo solidario. F. Pallero
La sede de la Asociación de Vecinos de Azorín se convirtió, ayer, en una improvisada peluquería en la que 81 personas pudieron beneficiarse del corte de pelo solidario. F. Pallero

Un buen corte de pelo cuesta entre 10 y 12 euros para los hombres, si a eso se añade un afeitado, el precio sube un poco más. Algo tan cotidiano para la población con sus necesidades básicas cubiertas, se convierte en un lujo inasumible para aquellos que se encuentran en riesgo de exclusión social o directamente en exclusión. Para esas personas, tener diez euros más o menos en el bolsillo supone comer o no comer.

Ayer, la Asociación de Vecinos de Azorín, acogió, por segundo año consecutivo, un corte de pelo solidario. Desde las nueve de la mañana y hasta las tres de la tarde, más de 80 personas pasaron por la sede de la asociación donde una treintena de alumnos de la academia de peluquería Nuevo Stylo e Imagen esperaba a tan especiales clientes. La mayoría de los beneficiarios de esta iniciativa procedían del vecino Centro Municipal de Acogida y de las personas que ahora mismo se alojan en el Pancho Camurria o que directamente duermen en los colchones que, como denuncian desde la asociación, han vuelto a aparecer en las puertas del centro deportivo.

Diez peluqueros cortaban el pelo, mientras otras tantas personas esperaban su turno. Uno de los usuarios del albergue agradeció este tipo de medidas porque, “aunque en el albergue nos ofrecen el servicio de peluquería, aquí te lo hacen profesionales y te dejan muy bien, es distinto”, confesaba al término de su corte de pelo. Otro de los que acudió a Azorín se mostraba agradecido de poder ahorrarse los diez euros de un pelado. “Estoy separado, con dos niños y sin trabajo”, confesó. Contó que, aunque ahora comparte piso con un amigo teme acabar en la calle, y poder ahorrarse algo de dinero siempre es bien recibido.

Otro de los clientes, un señor ya jubilado, explicó que cobra 390 euros al mes y paga 190 por una habitación, por lo que un corte de pelo gratuito supone 10 euros más que tiene en el bolsillo para poder comer. Prácticamente igual situación es la que describió una madre que acudió con sus cuatro hijos. Detalló que cortarle el pelo a los cuatro supone más de 40 euros, un dinero que puede destinar a comprar algo más de comida.

Así fueron pasando, una tras otra, las 81 personas (la mayoría hombres) que finalmente fueron atendidos por las manos de la treintena de alumnos de la academia Nuevo Stylo, y las de uno de sus profesores, Cristian Pérez. “Queremos aportar nuestro granito de arena con toda esta gente que no tiene recursos. El 99% de los que han venido no pueden pagarse un corte de pelo y por lo que nos han comentado, hasta ahora están todos contentos”., explicó el pñrofesor a DIARIO DE AVISOS.

La asociación de vecinos Azorín logró ayer que estas 81 personas se fueran a casa sintiéndose un poco mejor gracias a la solidaridad recibida.

TE PUEDE INTERESAR