santa cruz

Piden a los municipios que atiendan a sus vecinos acogidos en el albergue de Santa Cruz

La concejal de Atención Social, Marta Arocha, recuerda que la mitad de los usuarios del CMA proceden de otras localidades y avanza que convocará una reunión con los ayuntamientos
El Centro Municipal de Acogida (CMA) de Santa cruz. SERGIO MÉNDEZ
El Centro Municipal de Acogida (CMA) de Santa cruz. SERGIO MÉNDEZ
El Centro Municipal de Acogida (CMA) de Santa Cruz. SERGIO MÉNDEZ

El 50% de los usuarios del Centro Municipal de Acogida (CMA) proceden de otros municipios de Tenerife. Esto supone que el Ayuntamiento de Santa Cruz se está haciendo cargo de cubrir las necesidades de personas, que, administrativamente pertenecen a otros municipios tinerfeños. Estas cifras han llevado a la concejal de Atención Social de Santa Cruz, Marta Arocha, a anunciar la convocatoria de una reunión entre el Ayuntamiento de Santa Cruz y los Consistorios que tengan vecinos alojados en el albergue de la capital o que sean usuarios de sus servicios. “Vamos a convocar a todos los Ayuntamientos que tengan vecinos en el albergue con la intención de buscar formas de cooperar y que también estos otros Consistorios puedan colaborar en buscar una solución a las personas sin hogar”.

La concejala aclaró que, en muchas ocasiones, “tenemos que empadronar a los usuarios del Centro Municipal de Acogida para que estos puedan acceder a las ayudas que en Santa Cruz sí damos. Eso no tiene nada que ver con la procedencia originaria de estos usuarios que, insisto, al menos en la mitad de los casos no son vecinos de Santa Cruz”. Así lo explicó la edil al término de la reunión con la Asociación de Vecinos de Azorín. En el citado encuentro Arocha también avanzó que el Ayuntamiento cursará una invitación al delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, para que visite la zona y compruebe de primera mano la situación en la que se encuentran muchas de las personas que, en estos momentos, están durmiendo a las puertas del Pancho Camurria. Según los vecinos, la mayoría de estas personas proceden del Centro de Internamiento de Inmigrantes (CIE) de Hoya Fría.

Los vecinos recuerdan que los inmigrantes, si no son expulsados antes, una vez cumplen 60 días en el CIE son puestos en libertad para acabar en las calles de Santa Cruz sin dinero, sin papeles y sin hablar el idioma en la mayoría de los casos. Ese es el caso de una de estas personas que, usando el traductor automático de un teléfono móvil, solicitó ropa de abrigos a miembros de la asociación de vecinos tras pasar la noche a la intemperie en la puerta del Pancho Camurria.

Cerrar el albergue

Arocha reiteró su intención de seguir trabajando para cerrar el albergue municipal y sustituirlo por otros espacios más pequeños y especializados. “No nos olvidamos de que Azorín es el barrio más solidario de Santa Cruz, el que más carga social soporta, y por eso mantenemos contacto asiduo con ellos”, explicó. “Ellos están preocupados por los inmigrantes y nosotros también. Mi intención es reunirme con el subdelegado del Gobierno y también, a través de la alcaldesa, Patricia Hernández, cursar una invitación al delegado para que visite el barrio”, añadió Arocha. “Seguimos trabajando para sumar pisos tutelados con los que sacar a gente de la calle, derivándolas a este tipo de recursos. Casi tenemos listo uno más para sumarlo a la red ya existente”, añadió la edil.

Los vecinos aprovecharon para insistir en la necesidad de que el parque Manuel Castañeda sea cerrado con vallas para evitar que se convierta en un improvisado dormitorio. “Otros parques como el de Secundino Delgado o el de Cuchillitos de Tristán se mantienen abiertos durante el día y se cierran por la noche. Pedimos lo mismo”.

TE PUEDE INTERESAR