SANIDAD

Canarias estudia empezar el desconfinamiento este mes

El presidente Ángel Víctor Torres asegura que el abandono de la cuarentena comenzará por las islas menos afectadas y que se hará con garantías: “No seremos un observatorio de probatura del Estado”

Canarias ha puesto la maquinaria técnica y científica en marcha para diseñar un protocolo de desconfinamiento específico que convertirá a nuestro Archipiélago en el primer territorio, junto a Baleares, en abandonar la cuarentena obligatoria que ha traído consigo el decreto del estado de alarma. Se trata de una estrategia que se llevará a cabo de manera coordinada con el Gobierno central, y que prevé una salida progresiva comenzando por las islas menos pobladas que, a su vez, son las que tienen mejores estadísticas de contagiados por la enfermedad. En concreto, se habla de La Graciosa (ningún positivo), El Hierro (un activo) y La Gomera (3) como emplazamientos ideales para iniciar la desescalada, si bien es cierto que no se moverá un ápice hasta el 26 de este mes, fecha en la que caduca el estado de alarma actual y cuando, según previsiones, comparecerá el presidente Pedro Sánchez ante el Congreso para solicitar a los partidos del hemiciclo una nueva prórroga de 15 días.

El jefe del Ejecutivo canario, Ángel Víctor Torres, afirma, en declaraciones a DIARIO DE AVISOS, que “lo que hemos dicho es que podremos salir antes” debido a que las Islas registran “los mejores datos” del país. Sin embargo, matiza que “no seremos un observatorio de probatura del Estado”. Por ello, explica que el referido levantamiento de las medidas de confinamiento se realizará con “todas las garantías”. Esto pasa por efectuar pruebas masivas de la Covid-19 a los habitantes de las Islas que sean objeto de la nueva fase, garantizando así que la situación esté bajo control.

Sobre los datos que dan significado al uso del término Islas Afortunadas -proveniente de la cultura clásica- en referencia a Canarias, y que la hacen un escenario idóneo para regresar a la nueva normalidad, Torres señala que el número de reproducción del virus de la Comunidad se sitúa en el 0,38%, lo que significa que, estadísticamente, una persona sería capaz de transmitir el virus a un tercio de otra. En Tenerife, que es el territorio más afectado por el patógeno tanto en casos positivos (1.237) como en fallecidos (71), la cifra proporcional de propagación se elevaría a 0,6%, mientras que en Gran Canaria está en torno al 0,2%. Aún así, destaca el presidente que “Canarias tiene los mejores datos” si se compara con otros lugares de la geografía nacional, donde aún manejan tasas muy superiores.

El equipo encargado de elaborar el plan de desconfinamiento es el que compone el Comité para la Emergencia Sanitaria, presidido por Torres y coordinado por Conrado Domínguez, y al que en una reunión celebrada anoche se unieron expertos de la Universidad de La Laguna. En el encuentro se esbozaron algunos aspectos relativos a la estrategia, como la identificación de espacios libres de virus; aquellos en los que, una vez comprobado el número de positivos con los test masivos, podrán comenzar a abrirse las puertas de las casas para dar una vuelta con los niños o para practicar deporte. Eso sí: manteniendo el distanciamiento social recomendado, con mascarilla y sin renunciar a la restricción de los vuelos para evitar casos importados. Ángel Víctor Torres también admite que “tenemos una urgencia inexorable de recuperar la economía, porque si no, moriremos de pobreza”.

Alpidio Armas: “Lo entiendo, pero lo veo para mi isla y me acojono”

El presidente del Cabildo herreño, uno de los que, en un principio, se verían beneficiados por el plan de desconfinamiento, ve la situación desde una óptica distinta. “Entiendo que se pretenda empezar por los lugares donde haya menos afección, pero lo veo para mi isla y me acojono”, confiesa a este periódico. Asegura haber transmitido, incluso, a Ángel Víctor Torres que “no me alegra ser una isla piloto”.

Es más, asevera que la precaución han intentado llevarla al extremo, dado que al reanudarse el pasado lunes algunas de las actividades no esenciales, se desplazaron a la Isla una veintena de trabajadores, procedentes de Tenerife y Gran Canaria, dispuestos a ejecutar una obra insular. Los mismos, explica, fueron examinados por las autoridades sanitarias, y ya les han comunicado que las indicaciones son de no volver a sus respectivos hogares, sino quedarse en El Hierro, para prevenir que puedan llegar a contagiarse durante el viaje o fuera de la Isla.