coronavirus

Coches del alquiler, otro sector golpeado por el cierre turístico

Cicar tiene parados más de 12.000 vehículos y casi 1.400 trabajadores del grupo Overcame, que “esperamos recuperar en unos meses”, afirma Mamerto Cabrera
Mamerto Cabrera, directivo del grupo familiar Cabrera Medina / DA

Aunque el alquiler de coche está entre los sectores esenciales que pueden seguir abiertos en el estado de alarma, lo cierto es que apenas hay movimiento, de tal guisa que “los alquileres se producen más en aquellos sectores que están trabajando en los servicios de emergencia y demás”, comenta Mamerto Cabrera, que recuerda que su empresa  Cicar tiene parados algo más de 12.000 coches en todas las Islas, con la fortuna, afirma, de “tener locales y terrenos vallados para poder resguardarlos hasta que regrese el turismo”, señala, poniendo como ejemplos las naves y terrenos que Cicar adquirió no hace mucho en el antiguo concesionario de Renault en Guaza, municipio de Arona, donde actualmente tiene depositados a 600 vehículos.

Además, hay que recordar que la empresa Cicar pertenece al grupo familiar Cabrera Medina, propietaria del gran concesionario de coches Overcame, con la que también puede compartir sus instalaciones para depositar los vehículos que ahora no tienen demanda, al contrario de lo que ocurre con otras empresas -básicamente multinacionales- que han tenido que buscarse literalmente la vida para dejar los vehículos al aire libre y sobre tierra en las cercanías del Aeropuerto del Sur, concretamente en el camino del Hermano Pedro, cerca de La Tejita, en Granadilla.

Cicar controla en torno al 25% del mercado en las Islas, que a su vez lidera en España el mercado de coches de alquiler, con más de 80.000 unidades (31.000 en la provincia de Santa Cruz de Tenerife) y sus vehículos van desde el gran lujo con berlinas hasta el más utilitario.
Mamerto Cabrera, pese a la crisis que está cayendo y la que viene, no ha perdido su conocido optimismo, “lo primero -dice- es la salud, y mientras tengamos salud ya podremos pensar en otras cosas”, sin restar preocupación por la situación, porque “esta crisis nos afecta a todos, apenas se alquilan coches, pero tampoco se venden, porque están cerradas las exposiciones y la venta por Internet es anecdótica, quién se va a comprar un coche ahora y quien se lo compra sin verlo o probarlo”, señala el directivo del grupo Cabrera Medina, con sede en San Bartolomé (Lanzarote), creado por su padre del que heredó el nombre hace cincuenta y tres años (1967), cuando dejó la carpintería y comenzó a alquilar coches en los albores del turismo lanzaroteño.

Esa modestia y la virtud del trabajo ha llevado a los tres hermanos Cabrera Medina (Pedro, Mamerto y Ángeles), junto a sus hijos a tener hoy un imperio automovilístico y crear nada menos que 1.400 puestos de trabajo “que esperamos recuperarlos en un par de meses”, comenta ilusionado Mamerto Cabrera.

“Los leasing no son problemas, pero los seguros los hemos dado de baja. Lo peor es que los coches están parados, excepto algunos que tengo cedidos a la gente de ambulancias y asociaciones que tienen que llevar ayudas a domilicio en todas las islas”, señala Cabrera, que lo más que desea es “poder recuperar a toda la gente que trabaja con nosotros, que a Dios gracia, ninguno de los 1.400 ha enfermado, eso es lo más que me preocupa. Hemos tenido que hacer un Erte y también hemos dado vacaciones, pero siempre con el deseo de recuperarlos a todos”.

TE PUEDE INTERESAR