La Laguna aprueba ayudas directas al sector ganadero por importe de 150.000 euros

El sector ganadero está siendo muy afectado por la crisis generada por el Covid-19. /DA

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de La Laguna aprobó ayer un expediente para la modificación del Plan Estratégico de Subvenciones, con el objeto de incorporar una línea de ayudas directas a las explotaciones ganaderas del municipio, por un importe de 150.000 euros.

La medida, que trata de atender a un sector especialmente afectado por la crisis generada por el Covid-19, está destinada a las granjas de las especies bovina, caprina y ovina inscritas en el Registro de Explotaciones Ganaderas de Canarias (Regac) de la Dirección General de Ganadería del Gobierno autonómico.

Estas subvenciones se conceden para ayudar al sector ganadero del municipio al mantenimiento de la actividad, gastos corrientes no subvencionables por otras administraciones públicas, ante la actual situación coyuntural de emergencia generada por la crisis sanitaria.

Paralelamente, el Ayuntamiento, a través de la Agencia de Desarrollo Rural, está trabajando en este mismo ámbito para implementar la subvención destinada a la Asociación de Ganaderos de Tenerife para la organización de la Feria Ganadera, que ha sido suspendida en su edición de 2020. La intención es destinar esta cantidad, a través de dicha organización, a los ganaderos y ganaderas que participan habitualmente tanto en esta feria como en las romerías del municipio, compensando así la pérdida de ingresos por la suspensión de dichos eventos. Esta subvención ascendería a 80.000 euros. En el caso de la raza basta de bovino, estos ingresos resultan fundamentales para garantizar su conservación y garantizar el futuro de las romerías tal y como
las conocemos, así como otros actos análogos.

Lucha contra el absentismo escolar

Por otra parte, el Ayuntamiento ha decidido continuar con el servicio de lucha contra el absentismo escolar durante la situación de confinamiento. El edil responsable del área, Rubens Ascanio, resaltó que la asistencia ha sido adaptada para prestarse por vía telemática con la finalidad de seguir ayudando a proteger a los menores del municipio de situaciones de vulnerabilidad y garantizarles su derecho a la educación.

Según explicó Rubens Ascanio, las familias con menores que sufren este problema demandan ayuda para modificar normas, límites, rutinas y hábitos en el ámbito escolar, social y emocional. La crisis sanitaria, y el consecuente confinamiento, “suponen un cambio sustancial en la forma de vivir y entender el mundo que nos rodea, en el que los menores que presentan inasistencia escolar, siendo en la mayor parte de los casos un elemento secundario de mayor riesgo social tanto dentro de los domicilios como fuera de los mismos, se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad”.

El concejal subrayó que, como esta circunstancia anómala puede conllevar un mayor desajuste en las rutinas diarias y el aumento del malestar familiar, el servicio continuará prestándose por medio del teletrabajo, al constituir “un elemento fundamental en la cadena de apoyo”.

Trabajos en el alumbrado público

Asimismo, el servicio de alumbrado público de La Laguna ha retomado la actividad normal tras el parón decretado por el estado de alarma y trabaja en varias obras destinadas a mejorar la eficiencia energética del municipio. Las actuaciones se están llevando a cabo en condiciones de máxima seguridad, respetando todas las medidas establecidas para evitar posibles contagios por Covid-19.

El concejal de Servicios Municipales, Josimar Hernández, explicó que “si bien la actividad no ha llegado a detenerse del todo en la prestación de los servicios públicos, ya que se han cubierto situaciones de emergencia, ahora se recupera el pleno rendimiento, para garantizar la calidad del alumbrado, atender a todas las zonas del municipio y mejor la eficiencia energética, con el consiguiente ahorro para las arcas municipales”.

En la zona de Las Nieves, en Finca España, se está procediendo a través de la empresa Effico a la sustitución del alumbrado obsoleto por modernas luminarias led, lo que se traducirá en un ahorro económico de aproximadamente 5.600 euros al año y una disminución en el consumo energético de más de 40.000 kWh/año, con lo que se dejarán de emitir 16 toneladas de CO2 equivalentes a la atmósfera.

Paralelamente, se han reactivado las actuaciones en Barrio Nuevo y El Gramal que, debido a las restricciones derivadas de la crisis sanitaria, tuvieron que ser interrumpidas el pasado mes de marzo. La finalización de estos trabajos dotará de mayor seguridad a dichas zonas mediante alumbrado más sostenible y eficiente.

TE PUEDE INTERESAR