crisis coronavirus

Las Islas alcanzan el pico de la curva y arrojan esperanza de doblegarla

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha planteado que, si bien la intención del Ejecutivo es prolongar la cuarentena durante todo el mes de abril, se pueden comenzar a flexibilizar las medidas
El ministro de Sanidad anunció que se flexibilizarán las medidas de confinamiento, sobre todo para los niños. Fran Pallero

El Archipiélago no solo amanece hoy con un ambiente menos cargado, con niveles de contaminación por debajo de lo habitual. También lo hace con una buena noticia, puede que la mejor que se ha podido dar a lo largo de estas semanas de confinamiento en casa. Según declara hoy a DIARIO DE AVISOS Lluís Serra, portavoz del Comité Científico para la Emergencia Sanitaria del coronavirus en Canarias, las Islas ya han alcanzado el famoso pico que está en boca de todas las autoridades que dan ruedas de prensa para hablar de la enfermedad: el punto álgido de la curva epidemiológica y que, de cumplirse los pronósticos, implicará que comiencen a reducirse los contagios y los fallecimientos, abriendo paso a las altas, como ya viene ocurriendo estos últimos días, pero con mayor intensidad.

Es tal el nivel de optimismo prudente que invade a las instituciones, también a nivel estatal, que el ministro de Sanidad español, Salvador Illa, reconoció ayer que, pese a que el Gobierno central plantea una prórroga a lo largo de todo el mes de abril de la cuarentena, podrían decretarse normas algo más permisivas para relajar el estrés derivado de esta circunstancia, especialmente en los más pequeños; una medida que, de aplicarse, daría respuesta a las peticiones de las asociaciones de padres y madres, que reclamaban flexibilidad al respecto. En este sentido, puede servir como pista la hoja de ruta trazada por el Ejecutivo de Italia, que esta misma semana dio a conocer cómo sería el día después del aislamiento, si bien este se ha pospuesto también en el país transalpino, que ahora habla del 2 de mayo como posible fecha para volver a salir a la calle de forma escalonada.

Respecto al tan ansiado material prometido por el Ministerio, en el Archipiélago ya ha comenzado a repartirse a las diferentes islas, con lo cual, se espera aliviar o facilitar la labor que desarrolla el personal sanitario. Igualmente, a pesar de las ayudas provenientes de las instituciones, la sociedad isleña se ha volcado en la elaboración de medios de protección, también para los trabajadores que aún tienen que seguir saliendo a la calle por considerarse sus profesiones un servicio esencial. Unos gestos que, precisamente, hacen gala del nombre que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto a su proyecto para luchar contra la enfermedad, Solidarity, y que contrasta a su vez con las posiciones adoptadas por países como Alemania o Países Bajos, que se han mostrado reacios hasta el último momento a ser más flexibles con los estados miembro de la Unión Europea más golpeados por la pandemia, como es el caso de España e Italia.

En el plano económico, la bolsa estadounidense ya presenta algunos de los síntomas que vienen advirtiendo los analistas desde hace meses, y es que se aproxima una gran recesión, comparada con la de 2008 por su cercanía en el eje temporal, pero cuyos efectos podrían ser aún más devastadores. De hecho, la potencia norteamericana experimenta también un incremento del desempleo con tasas de en torno al 5%, y que, a falta de la contabilización de algunos datos, podría llegar a duplicarse de cara al próximo mes. Aún así, el presidente Donald Trump continúa con tibiezas a la hora de hablar sobre la adopción de medidas, si bien comienza a reconocer que el Covid-19 está en sus fases inciales, por lo que todavía es pronto para decir que están cerca de alcanzar el pico de la curva. La estimación publicada es de alcanzar los 200.000 fallecidos.

TE RECOMENDAMOS