la laguna

La Laguna controlará el aforo máximo en cuatro puntos de baño del litoral

El Ayuntamiento trabaja en la regulación de accesos, a la espera de la orden ministerial en caso de pasar a la fase 2 de la desescalada
Playa de Bajamar, tras la declaración del estado de alarma. / SERGIO MÉNDEZ

El Ayuntamiento de La Laguna trabaja en la actualidad en la regulación del acceso a las zonas de baño de la costa del municipio, en previsión de que el Gobierno estatal apruebe que la Isla pueda pasar a la fase 2 del plan de desescalada a partir del próximo lunes, lo que permitirá la apertura al baño de playas y piscinas, cumpliendo, evidentemente, con una serie de medidas impuestas por el Ministerio de Sanidad.

En concreto, “desde el Ayuntamiento estamos preparando todas aquellas zonas de baño, tanto playas como piscinas del municipio. Actualmente lo tenemos dividido en cuatro zonas: la Punta, Bajamar, Tejina y Valle de Guerra”, afirmó ayer el concejal de Seguridad Ciudadana, Alejandro Marrero.

En estos espacios, “vamos a controlar el aforo, vamos a delimitar el espacio de usos compartidos y vamos a definir un aforo máximo para cada espacio -continuó explicando el edil-. Para ello, vamos a tener a una persona controlando el aforo, el acceso y las salidas de estos espacios que vamos a delimitar, para garantizar que el aforo siempre sea el adecuado”.

Asimismo, en la playa de San Juanito, en Punta del Hidalgo, “se va a mantener la valla que tenemos puesta en la entrada al camino, permitiendo únicamente el acceso a los vecinos y usuarios del club”, apuntó Marrero. Además, “se va a reforzar la presencia tanto de Protección Civil como de Policía Local en esta zona”, aunque reconoció que “es muy difícil controlar los aforos en unos espacios tan abiertos que tienen distintas vías de acceso”. Por ello, de manera disuasoria, “se
mantendrá ese corte provisional”en el camino.

Por otra parte, el Ayuntamiento está trabajando también en la rehabilitación de algunos elementos de estos espacios, como vallas o barandillas, mejorando, por ejemplo, la pintura, lo que hará que “sea más fácil la desinfección”, añadió Marrero.

Mientras tanto, desde el Consistorio también se ha enviado a la Consejería de Sanidad del Gobierno “una consulta para que nos aseguren que a las piscinas de agua natural también se les puede dar la misma condición que a una tratada con otros elementos como cloro y demás, porque en los informes sí se nombra directamente a esas piscinas pero no a las de agua natural, y antes de la apertura queremos que Sanidad nos garantice que en este tipo de instalaciones también está asegurada la salud de los usuarios”, apuntó el edil.

La intención del Ayuntamiento es poder abrir estas zonas de baño a partir del próximo lunes, en caso de pasar a la fase 2, pero se está a la espera de la orden ministerial.

TE PUEDE INTERESAR