coronavirus

Las otras cinco islas “cumplen los índices exigidos” para el 11-M

“Los comportamientos de las personas, la movilidad y el mantenimiento de las reglas serán tan importantes como la capacidad del sistema sanitario”, recalca el Gobierno de Canarias
Reunión del Consejo de Gobierno en la sede de Santa Cruz de Tenerife. DA
Reunión del Consejo de Gobierno en la sede de Santa Cruz de Tenerife. DA
Reunión del Consejo de Gobierno en la sede de Santa Cruz de Tenerife. DA

Efe / DA

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, consideró ayer que las cinco islas que no comienzan la desescalada el próximo lunes cumplen con los índices exigidos por el Ejecutivo central para iniciar la fase uno el 11 de mayo. El también consejero de Sanidad dijo tras la reunión del Consejo que su departamento está complementando todos los datos que requiere el Gobierno central, pero indicó que, en principio, se cumplen los tres índices que recoge la propuesta nacional: el sanitario, la movilidad y criterios socieconómicos. No obstante, Pérez advirtió de que el mantenimiento de los estándares positivos de los que dispone hoy Canarias depende menos del sistema sanitario de lo que hagan los ciudadanos: “Los comportamientos de las personas, la movilidad y el mantenimiento de las reglas, será tan importante como la capacidad del sistema sanitario”.

El portavoz precisó que, a pesar de las críticas en el sector de la restauración y la hostelería por el aforo permitido en el plan, “las medidas sanitarias no tienen posibilidad de modularse”. Se preguntó si no es mejor tener abierto el establecimiento aunque sea un 30% del local que permanecer cerrado como hasta ahora y recordó las medidas económicas aprobadas recientemente; entre ellas, la extensión de los ERTE por fuerza mayor más allá del estado de alarma. Pérez comentó que, a partir de mañana “empezaremos a salir” y que, por este hecho, la situación será de menor protección que ahora. Pero, resaltó, la disciplina debe ser igual: “Tenemos un plan de desescalada que comenzará el lunes en La Gomera, La Graciosa y El Hierro con unas pocas decenas de miles de habitantes, con la obligación de preservar lo que han conseguido”.

Julio Pérez añadido que, unos días después, si Canarias cumple con los requisitos, se puede ir avanzando en el plan de la desescalada, “pero las medidas de control y comportamiento deben mantenerse”.

Sobre las conexiones interinsulares, el consejero confirmó que seguirán limitadas y rechazó que se tengan en cuenta la provincia como unidad de acción en la desescalada, ya que, a su juicio, eso pondría en riesgo a ciertas islas y de lo que se trata es de que las que “están menos bien, lo estén pronto y que no empeoren las que están bien”. Este aspecto, el de la unidad territorial, ya ha sido corregido.

Pérez se congratuló por las coincidencias existentes entre la propuesta canaria y el plan de desescalada nacional. Al respecto, apuntó que las críticas por la falta de precisión se irán aclarando con las pertinentes explicaciones en los próximos días. Garantizó que para todo el proceso en Canarias hay provisión de material sanitario suficiente para ocho semanas y en cuanto a mascarillas y guantes para los ciudadanos que lo requieran, y destacó que el mercado se ha ido acomodando a la nueva situación. En cualquier caso, el Gobierno “estará atento” a que este material esté disponible.

“Si no hay contagios es que el plan va bien”, transmitió Pérez. “La experiencia conllevará adaptaciones a la realidad”. En medio de esta “buena noticia”, el sistema sanitario “está en perfecto estado de revista”.

TE PUEDE INTERESAR