Granadilla

Los taxistas de Granadilla pierden el 90% de sus servicios con la crisis

La caída de la actividad del aeropuerto coloca al sector en una situación límite: “En 10 horas hacemos tres carreras de cuatro euros”, asegura Víctor Ramos, presidente de la asociación

Pistas vacías del Aeropuerto Tenerife Sur; en el recuadro, Víctor Ramos, presidente de la Asociación de Taxis de Granadilla. DA
Pistas vacías del Aeropuerto Tenerife Sur; en el recuadro, Víctor Ramos, presidente de la Asociación de Taxis de Granadilla. DA

Hasta 400 familias de Granadilla sufren las consecuencias directas del cierre, prácticamente, del aeropuerto a causa del cero turístico. El sector del taxi es uno de los más golpeados por los efectos devastadores de la pandemia con la caída de hasta el 90% de los servicios, una situación insostenible agravada por la incertidumbre que rodea al turismo. El segundo municipio en población del Sur, cuenta con 191 licencias de taxi. El confinamiento y el frenazo económico ha obligado al Ayuntamiento a cesar la actividad de los profesionales del volante en un 80% y establecer servicios mínimos las 24 horas del día.

“Los que teníamos chófer solíamos estar entre 20 y 24 horas, dependiendo de la demanda. Ahora descansamos dos días y salimos el tercero para cubrir los servicios mínimos, porque no hay trabajo”, explicó a este periódico Víctor Ramos, presidente de la Asociación de Taxis de Granadilla de Abona. La clausura de la gran puerta de entrada de la Isla ha cortado de raíz la principal fuente de ingresos del sector.

“Hay días que no llega ningún vuelo o tal vez uno con sanitarios o alguien que regresa a la Isla. Hay compañeros que van a la parada del aeropuerto por si entra algún avión privado y se van después de cinco o seis horas sin un servicio”, cuenta Ramos, que subraya que la imagen de Tenerife Sur vacío “parece que no es real” y describe un panorama desolador. “Estamos tan acostumbrados a ver tanta gente circulando dentro y fuera de la terminal y escuchar el ruido de los aviones que ahora, que no hay nadie, no te lo crees. Se te cae el mundo encima al ver todo vacío, todo cerrado y la pista sin aviones”.

Lo peor es la imposibilidad de conocer cuánto durará la agonía. Víctor Ramos reconoce que la incertidumbre genera desconcierto entre sus compañeros, “porque nadie asegura que después del estado de alarma haya trabajo aquí, no sabemos cuándo empezarán a venir nuevos pasajeros, de qué forma vendrán, cómo funcionarán los hoteles…”.

El presidente de la Asociación de Taxis de Granadilla de Abona advierte de que hay compañeros que “se las ven y se las desean” para llegar a final de mes, “porque los gastos siguen, pagamos la seguridad social, la cuota de autónomos…”. Cuenta que ahora la mayoría de desplazamientos se realizan entre domicilios y el supermercado y que en 10 horas se hacen tres carreras de cuatro euros. “No da para cubrir gastos”.

El colectivo pide al Ayuntamiento que les ayude a gestionar los servicios en la central de radiotaxi, en servicio las 24 horas con varios empleados cuyos sueldos costean los profesionales a través de cuotas, que ahora, sin ingresos, se han rebajado el 60%. La ausencia de un libro de cuentas, (“el cliente se sube, ponemos el taxímetro y cobramos al final de la carrera”) complica la posibilidad de justificar los movimientos económicos en los últimos seis meses para acogerse a la ayuda estatal a los autónomos afectados por una reducción de la actividad del 70%.

Ramos agradece la predisposición de los asociados para ayudar en unos momentos muy complicados. “Muchos me han llamado para decirme que el taxi lo tienen en casa, pero que están a disposición para realizar cualquier servicio gratuito”.

El alcalde de Granadilla, José Domingo Regalado, agradeció la colaboración de los profesionales del taxi, al ofrecer sus servicios gratuitamente al área de Servicios Sociales. El regidor confirmó que ya se tramitan las bases para la concesión de ayudas a taxistas y a micropymes. Contra viento y marea, los taxistas granadilleros siguen a pie de calle y mantienen activado su teléfono de atención al público, el 922397475.