Política

Ángel Víctor Torres y Pedro Martín cierran filas con Mena en Arona

Los secretarios regional e insular del PSOE se desplazaron anoche al municipio sureño, donde se reunieron con el grupo de Gobierno 24 horas después del cese del concejal de Urbanismo

La destitución del concejal de Urbanismo Luis García (izquierda) por el alcalde (centro) ha generado un terremoto político en Arona. DA
La destitución del concejal de Urbanismo Luis García (izquierda) por el alcalde (centro) ha generado un terremoto político en Arona. DA

El presidente del Gobierno de Canarias y secretario general del PSOE en el Archipiélago, Ángel Víctor Torres, y el presidente del Cabildo y líder del Partido Socialista en Tenerife, Pedro Martín, arroparon ayer públicamente al alcalde de Arona, José Julián Mena, apenas 24 horas después de que destituyera a su edil de Urbanismo, Luis García, “por superar los límites de confianza depositada en la gestión de cualquier concejal”, en palabras del propio regidor.

Tras acompañar a los reyes de España durante su visita a una finca y una empaquetadora en el municipio de Granadilla de Abona, Torres y Martín se desplazaron anoche hasta la sede de la Agrupación Local del PSOE de Arona donde les esperaban los 13 concejales socialistas que conforman el gobierno municipal. Además de cerrar filas con el alcalde, ambos dirigentes lanzaron un aviso a navegantes, al advertir de que el abandono del grupo socialista en el Ayuntamiento conllevaría la expulsión del partido y el pase al grupo de no adscritos, lo cual supondría para los ediles afectados la imposibilidad de respaldar cualquier moción de censura.

estabilidad

Hay que recordar que este mecanismo democrático para propiciar un cambio de gobierno municipal solo se podría activar en el caso de que los concejales de la oposición, sin contabilizar a ningún tránsfuga, sumaran una mayoría de 13 ediles, una situación que hoy por hoy resulta imposible en el caso del Ayuntamiento de Arona, lo que garantiza, en principio, la estabilidad de la corporación hasta el final del mandato en 2023.

La decisión de cesar al concejal de Urbanismo ha puesto el foco en el grupo de gobierno municipal socialista que, aun con la pérdida del edil, sigue contando con mayoría absoluta, al ocupar 13 de las 25 plazas en el salón de plenos. El resto se las reparten Coalición Canaria (4), Partido Popular (3), Ciudadanos por Arona (2), Sí se puede-Podemos (1) y Ciudadanos (1).

En ese contexto, el encuentro de ayer, que se alargó más de lo previsto (al filo de la medianoche continuaba la reunión, lo que evidencia el debate interno), buscaba “reforzar la cohesión” del gobierno local, según señalaron fuentes municipales a este periódico.

Hay que recordar que Luis García contaba con el apoyo de varios concejales, lo que ha alimentado la posibilidad de que se pueda explorar una mayoría alternativa en el Ayuntamiento, vía moción de censura, extremo irrealizable por las razones anteriormente explicadas y que, antes de la reunión, adelantaba Leopoldo Díaz Oda, concejal y portavoz municipal, al asegurar que “desde el punto de vista legal una moción de censura es inviable, porque la normativa evita situaciones de transfuguismo”.

El edil restó importancia a posibles diferencias internas en el grupo municipal. “Todos estamos alineados y sabemos cuál es nuestra responsabilidad individual y colectiva; es verdad que el acta es individual, pero representamos una siglas, debemos lealtad a un partido”.

presuntas irregularidades

Respecto a las causas de la destitución de Luis García, Díaz Oda indicó que “hay más razones” que las presuntas irregularidades del centro comercial construido –y precintado- en primera línea de costa en El Camisón, en Playa de Las Américas. “Priman otros valores como la responsabilidad en un área que el alcalde quiere impulsar” y remarcó que los resultados en la gestión de Urbanismo “no eran los deseables, sobre todo en este último año”. Por último, respecto a una posible investigación abierta por la Fiscalía, el portavoz municipal aseguró que “al Ayuntamiento no le consta ninguna denuncia”.

La destitución del concejal Luis García, que no renunciará a su acta, coincide con la elaboración del Plan General de Ordenación Urbana, que ya cuenta con estudio previo, y con la previsión de despegue de El Mojón, una de las zonas de expansión urbanística más cotizadas de la isla de Tenerife, de casi millón de metros cuadrados, que los inversores reclaman que se impulse de una vez por todas.